El ABC del porteo con Fular

El porteo es la habilidad de cargar a un bebé o niño pequeño contra el cuerpo ayudado de un portabebé de tela.

Para empezar a portear hay que tomar en cuenta 3 puntos importantes que harán de tu experiencia un éxito.

A.      Identifica que es un portabebé ergonómico, para que de entrada cuentes con un producto que sea útil y seguro, si elijes un fular toma en cuenta sus medidas la más importante es el ancho que debe medir entre 65 y 80cm de ancho.

Sobre los largos: si es elástico que mida al menos 5 metros, estos por lo general dejaran de servir en cuanto el bebé alcance los 7-9 kilos dependiendo la calidad de la tela, si optas por un fular rígido (es decir de talla que no estira ni se siente como playera) entonces tu fular te servirá mucho tiempo y en cuestión de largos los podrás encontrar de entre 3.5 y 5 metros,  por lo general los más largos se recomiendan a las mamás primerizas en el porteo ya que  te da mayor margen de error pero si optas por uno un poco más corto de 5m existen muchísimos nudos y posiciones para aprender.

 

B.      Empieza a practicar el porteo cuando tu bebé este de buen humor, limpio y satisfecho de leche, esto será para que empiece a asociar la experiencia del porteo con sensaciones de bienestar  y confort, si tu bebé esta malhumorado y llorando  no practiques en ese momento, cálmalo primero, ya luego que ambos sean más expertos en el porteo sabrás cuando su llanto se puede calmar con el abrazo del fular y cuando necesita otro tipo de cuidado.

También te interesa   3 tips para animar a tu esposo a cuidar a los niños

C.      Sigue las reglas básicas del porteo es decir:

  • Visible y besable que tu bebé este siempre visible y a la distancia de un beso (es decir que su cabeza este tan cerca como para darle un beso sin esfuerzo),
  • Con las vías aéreas libres, es decir, que su mentón nunca toque su pecho.
  • En posición de ranita, es decir que sus rodillas estén más arriba que sus pompis.

Y un consejo final, no desistas, si a la primera o segunda incluso la novena vez que usas el fular, no te queda perfecto, tomate tu tiempo para practicar esta habilidad, es decir si vas a salir no intentes ponértelo en dos segundo con prisa, mejor  aparta tiempo de sobra para que lo puedas hacer con calma paso por paso e incluso volver a empezar si algo no sale bien, la mayoría de las mamás que abandona el porteo es porque quiere que el fular funcione rápido sin invertir tiempo en la curva de aprendizaje, !les prometo que la perseverancia trae frutos! Y el porteo es el mejor amigo de las mamás multitask

5 abrazos enrebozados

Yen Soto

www.seahorsebaby.com

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3