Cómo criar niños felices en un país como México

Criar niños felices es una labor complicada, entre los límites, nuestra propia historia, y lo que vemos en las noticias es complicado mantener un buen ánimo.

A veces lees o ves noticias y sale una mas desesperanzadora que otra, corrupción, violencia, injusticia, en otras partes del mundo también pasan situaciones muy complejas y de las que nos enteramos a mayor velocidad que en épocas anteriores.

Las redes sociales son un arma de doble filo, por una parte nos ponen en contacto con información y personas con las cuales sería muy difícil acceder de otra forma, de hecho varias de mis amigas mas queridas son contactos online, y sin el posiblemente nunca nos hubiéramos conocido, igual accedemos a información muy interesante . Pero también nos ponen en contacto con todo lo que pasa en el mundo al mismo tiempo, malas noticias, tragedias, y es muy difícil en ocasiones mantener el optimismo si estás viendo la foto de niños muertos en algún conflicto armado, mas si se repite por todo tu TL y te recriminan “que no haces nada”.

Nos preocupa el país en el que crecen nuestros hijos y es muy difícil mantenerlos ajenos a algunas situaciones.

¿Que puedo hacer para que mis hijos sean felices a pesar lo que está pasando??

Antes que nada, recuerda que la principal influencia sobre tus hijos eres tu, así que estos consejos son acciones que pueden ayudarte a relajarte un poco.

No veas tantas noticias

Y no es negarte a la realidad o esconderte, tiene tiempo que yo no pongo noticieros y aún así vía redes sociales me entero, a veces tenemos la costumbre de poner las noticias en la mañana y las de la noche, mas lo que nos llega durante el día es una saturación de información que nos llega a afectar anímicamente. Baja tu exposición a noticias, te aseguro que terminarás enterándote pero bajará la cantidad de veces que te repiten la misma noticia.

También te interesa   Homeschooling en los medios, Mexico

Selecciona tus fuentes

Cuando nos saturamos de información nos cuesta discriminar, y sin querer podemos viralizar información falsa o distorsiones de un hecho, ahora además nos llega información contradictoria o de inmediato de alguna otra noticia que se hace viral y no tenemos el tiempo para procesar nada.

No tenemos que estar enterados de todo, no podemos resolver todos los problemas de todos, siempre pasarán cosas en alguna parte del mundo y lo que leemos es el “alimento” de nuestra mente y nuestro estado de ánimo.

Es bueno estar informado, pero hay que distinguir entre cadenas o hoaxes sin sentido, noticias exageradas con el fin de obtener likes y comentarios y los hechos.

Toma conciencia de tu área de influencia

Hay fotos de niños  que me rompen el corazón y me dan ganas de ir corriendo por ellos, abrazarlos y traerlos conmigo para que estén seguros, a mí las notas que involucran niños me afectan especialmente, cuando fueron los hechos de la guardería ABC mi esposo me encontró llorando con mi hija en brazos (que me miraba perpleja) y se asustó por que pensó que nos había pasado algo, todavía lloro un poquito cada 5 de junio, desde ahí decidí que tenía que hacer algo con la información que recibo ya que me altero y eso altera toda mi familia.

No puedo ir por cada niño que veo en las fotos, no lo puedo resolver, ni resolver el conflicto, ni increpar a mis contactos por hacer o por no hacer sirve de nada, mi influencia es limitada y es preferible concentrar mis esfuerzos en lo que SI puedo hacer.

Puedo criar para la paz, lo que no se ve en el momento pero a la larga, generaciones de niños criados en el respeto pueden ir haciendo poco a poco la diferencia.

También te interesa   Primero lo primero....

Puedo practicar la empatía, tolerancia y la paz que busco en las relaciones con mis contactos, y con quien piensa diferente a mí o no hace las cosas “correctas” según mi punto de vista.

Y si tenemos forma de apoyar a alguna institución como Médicos sin fronteras, o hacer algo de voluntariado, podemos hacer algo en concreto, donar o llevar comida a puntos de acopio en caso de algún desastre, parecen cosas muy pequeñas pero muchas buenas acciones juntas hacen sinergía.

Habla con tus hijos

Si los ves preocupados o asustados, o si donde vives sucede algún evento preocupante tal vez necesites hablarlo con tus hijos, pero toma en cuenta que mientras mas pequeños son necesitan explicaciones mas simples y que los tranquilices, conforme crecen ya podrá uno darles mas información o los contraluces del asunto.

Un niño que se siente amado y que tiene mirada y contención crece con mas seguridad al saberse respaldado, y además nos facilita la comunicación para cuando tengas que dar instrucciones de seguridad o ellos necesiten  contarte algo,  recuerda que el vínculo y la comunicación son tus herramientas a largo plazo para mantener la relación con tus hijos.

Perspectiva

Si, leemos noticias y nos parece que ya es el preludio del fin de los tiempos o que no hay solución, pero la realidad es que la humanidad ha vivido crisis desde siempre y hemos sobrevivido, yo viví el terremoto de 1985, el Y2K (que todo mundo anunciaba el fin del mundo), el asesinato del candidato Colosio,  la guerra de las Malvinas, la del Golfo, las torres gemelas (que impresión, yo estaba embarazada, encendí la tele, ya había renunciado a mi empleo, vi un avión estrellarse y pensé que era una película o algo), el descubrimiento del virus del VIH, la epidemia de influenza en México (otro susto) entre otros, algunas veces llegué a pensar que ahora sí pasaría algo mas fuerte todavía, de algún modo hemos salido y sobreviviremos todavía.

También te interesa   Los padres somos educadores

Aún en caso de que pase lo peor, el tener una actitud fatalista no ayuda, mas que preocuparse hay que OCUPARSE, preveer emergencias, tener una reserva, estar unidos, y emocionalmente enteros.

Y otra forma de tomar perspectiva es contar tus bendiciones, en México tenemos la costumbre de regodearnos en que este  el PEOR de los perores países para todo, nos concentramos en lo malo (que no se trata de esconder la cabeza en la arena, pero entre eso y decir que TODO esta mal hay un mundo de diferencia).

Te reto a hacer el ejercicio de pensar en lo bueno que tienes, desde estar viva y entera, en uso de tus facultades, tu familia, tus hijos, tu pareja, y de ahí podemos seguir, el quejarte y la negatividad nos debilita, podemos estar informados, ser objetivos y realistas para conocer bien la situación y poder tomar decisiones y no ser sólo plañideras de desgracias sin actuar.

photo credit: Maëlys & Romain – 19Sep07, Boulleret (France) via photopin (license)

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3