Cuando el cuerpo da sorpresas

Gala
Mi esposa, desnuda, contemplando su propio cuerpo convirtiéndose en escalera, tres vértebras de una columna, cielo y arquitectura /Salvador Dalí-1945

Cuando era joven no tuve nunca problemas con mis periodos, eran mínimos, sin cólicos ni problemas de ninguna clase.  Siempre fuí muy sana , además de alguna gripa y las migrañas que me acompañan desde la adolescencia jamás tuve ningún problema.

Cuando me embaracé de mi primera hija me dijeron que tenía un mioma, de 3 centímetros, de todas formas me dijeron que no era peligroso, mi hija nació por parto y no tuve mayores problemas.

Cuando mi hija iba a cumplir 2 años, me embaracé de nuevo, recuerdo muy bien que era un bebé que iba a nacer en Mayo, pero en Noviembre empecé con sangrados, después de un ultrasonido vimos que ya no tenía latido, así que fue mi primera pérdida de embarazo, un embarazo de 12 semanas, aunque se detuvo a las 10. Ese bebé lo expulsé entero antes de que me metieran a cirugía y lo logré ver, pero por la edad lo tratan como desecho quirúrgico y nada mas pude hacer.

Para terminarla, en Febrero del año siguiente 3 meses después empecé con un dolor de estómago raro, me vieron varios médicos, que diagnosticaron colitis, me medicaron, duré así días, hasta que me llevaron a urgencias donde también me diagnosticaron colitis, hasta que me revisaron a conciencia y resulta que era una peritonitis , me salvé de milagro, perdí el ovario izquierdo y quedé con mis músculos abdominales hechos papilla y tras una recuperación larguísima, estaba lista de nuevo.

Traté de buscar otro embarazo, pero no se lograba, tras hacer de todo (que ameritaría otro post mas adelante) y me embaracé, y lo perdí nuevamente a las 5 semanas, cuando me hicieron el ultrasonido la técnica me dijo “yo no veo ningún embrión, nadamas veo un útero lleno de miomas.. a ver, espera.. si, aca está..” pero definitivamente no había nada que hacer. En ese momento yo ya estaba muy desanimada y decidí que ya no buscaría mas, era mucho desgaste buscar otro bebé, también la adopción se nos hacía un camino muy duro, mas por que tenía a mi hija mayor, que ya estaba resintiendo mi estress por no lograr el embarazo y por las pérdidas.

También te interesa   Congreso de Maternidad en España

Un buen día tuve un sangrado “raro” y fuí al médico, me dijo “ven en la tarde, te pongo una inyección y te regularizo” regresando a casa algo me hizo ir por una prueba de embarazo, la hice y positivo. Estábamos impactados. Por las experiencias anteriores decido no decir nada hasta que el embarazo no estuviera avanzado, además de que tenía yo varios miomas de gran tamaño y no sabíamos como iba a resolverse el embarazo, o si se lograría. Además de que por la peritonitis estoy llena de adherencias, que se hacen después de una operación grande, de hecho es sorprendente que ese óvulo haya logrado implantarse.

Los miomas son tumores benignos que se originan en el músculo del útero, tiene diversas causas y teorías sobe  su origen, desde alimenticias, hormonales y emocionales,  y tienen varias clasificaciones, en muchas mujeres no dan grandes complicaciones, en otras ocasionan sangrados, dolor, pérdidas recurrentes de embarazos, o complicaciones.  Los que yo tenía eran muy grandes, que se temía que compitieran por sangre con el bebé, o que me ocasionaran un parto prematuro, en mi caso al estirarse por el bebé me ocasionaban dolor  que se quitaba con descanso y analgésicos, pero no dejaba de estar preocupada.

Nació mi hija, por una cesárea no programada (llegué con contracciones y dilatación) , y ese día de hecho estaban sopesando si hacerme la histerectomía o no, yo les dije que si había forma de conservar mi útero me lo dejaran, no hubo complicaciones  y me quedé con mi útero.

Mi hija menor ya tiene 5 años,  hace 2 años por una consulta de otra cosa mi médico me descubrió un bulto en el vientre, no me daba problemas y yo pensaba que era simplemente gordura, y no, era un mioma enorme que me abultaba el vientre, desde ese entonces he estado buscando tratamiento, el año pasado estuve a punto de operarme, pero la Doctora que me estaba tratando no me dio confianza, dejé pasar tiempo, me sirvió para hacer mi luto por mi útero que voy a perder, de ver todas las terapias alternativas que puede,  me decidí a volver a buscar atención ya que empezaba a darme incomodidad física y emocionalmente me afecta el ver la apariencia que tengo, es un tumor del tamaño de un melón grande, que me da la apariencia de un embrazo avanzado, y pesa igual y me oprime los demás órganos igual.

También te interesa   Recuerdos de mi primer día de clases

Hoy me entregaron una tomografía, donde veo a detalle donde está y en que se ha convertido mi útero, yo le agradezco mis 4 embarazos, mis 2 hijas que se lograron y todo su servicio. Todavía falta la cita con el especialista para que en base a la tomografía vea lo que sigue, el cuerpo es una máquina maravillosa, y también pude hacer cosas sorprendentes, para bien y para mal, estoy ahora en un viaje que casi llega a su conclusión, y después de esto también será un gran cambio en mi vida, como si tuviera otro hija, esta experiencia me está transformando y creo que lo que estoy aprendiendo puede serle útil a otras personas.

Deseenme suerte, ya les iré informando cuando tenga novedades .

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

4 opiniones en “Cuando el cuerpo da sorpresas”

  1. Lety, pienso que estás haciendo un gran trabajo y tienes la bendición de 2 hijas presentes en tu vida. Yo decidí quedarme con una peque (cuestiones hormonales y metabólicas) y ya no intentar más, tu intentaste y lograste más, así que "que mal, que bien, quien sabe" … la vida es así y no hay que apegarse a las situaciones difíciles, tu eres un ser que mora en un cuerpo, pero ese cuerpo no será menos sin una parte que no le es vital, así que a decidirse y a seguir adelante, eres una gran chica y tu impacto social va más allá que el de la mayoría de las personas, eso es valiosísimo. Saludos y un fuerte abrazo!
    Amanda Macías Caballero

Dejame tu opinión aquí <3