Vida de mamá

Cuerpo de modelo?

Modelo 1
Modelo 1

Hace rato, lei en la revista etcétera que hubo una controversia con la empresa Ralph Lauren al publicar un anuncio con una modelo retocada con Photoshop, adelgazándola de una forma irreal, al parecer la empresa (a regañadientes) publicó una disculpa, no se si el anuncio sigue .

La modelo real es esta:

Modelo2
Modelo2

Delgada, pero se ve mucho mas saludable que la anterior.

Como madre de niñas me alarma mucho que sigan estos modelos irreales, creados por computadora, tan inaceptable es ya el cuerpo femenino real? por  que queremos entrar en moldes externos? pro que en lugar de ser lo mejor de nosotras mismas, tratamos de ser como aparece un anuncio retocado en una revista?

Me llama la atención la supresión de las curvas, la cabeza grande (infantilizada?) en algún lugar leí, que las curvas representan a una mujer madura , fisica y sexualmente hablando, y el cuerpo liso, sin curvas, de niña, que es menos “amenazante” para algunos hombres, y me deja mucho que pensar sobre las modelos de revistas.

En el libro “Mujeres que corren con los lobos” de Clarisa Pinkola, hay un párrafo que me gusta muchísimo:

El cuerpo es como la tierra. Es una tierra en sí mismo. Y es tan vulnerable al exceso de edificaciones como cualquier paisaje, pues también está dividido en parcelas, aislado, sembrado de minas y privado de su poder. No es fácil reconvertir a la mujer salvaje mediante planes de remodelación. Para ella lo más importante no es cómo formar sino cómo sentir.

El pecho en todas sus formas desarrolla la función de sentir y alimentar. ¿Alimenta? ¿Siente? Es un buen pecho.

Las caderas son anchas y con razón, pues llevan dentro una satinada cuna de marfil para la nueva vida. Las caderas de una mujer son batangas para el cuerpo superior y el inferior; son pórticos, son un mullido cojín, asideros del amor, un lugar detrás del cual se pueden esconder los niños. Las piernas están destinadas a llevarnos y a veces a propulsarnos; son las poleas que nos ayudan a elevarnos, son un anillo para rodear al amante. No pueden ser demasiado esto o demasiado lo otro. Son lo que son.

En los cuerpos no hay ningún “tiene que ser”. Lo importante no es el tamaño, la forma o los años y ni siquiera el hecho de tener un par de cada cosa, pues algunos no lo tienen. Lo importante desde el punto de vista salvaje es si el cuerpo siente, si tiene una buena conexión con el placer, con el corazón, con el alma, con lo salvaje. ¿Es feliz y está alegre? ¿Puede moverse a su manera, bailar, menearse, oscilar, empujar? Es lo único que importa.

Para terminar, un par de videos sobre el tema de la anorexia, pro que es un tema que de lejos o de cerca nos puede tocar.

También te interesa   Charla con Mónica Salazar II

Leticia Jiménez
Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.
http://criandocreando.com

2 Replies to “Cuerpo de modelo?

  1. Qué importante reflexionar sobre todos los mensajes que nos envían los medios y la sociedad, nuestra cultura actual, pero aún más importante y vital hacerlo sobre cada uno de los mensajes que a diario nos decimos frente al espejo, ante la posibilidad de comer algo que se nos antoja pero que por su contenido calórico se vuelve “pecaminoso”, cuando nos vamos a probar algún posible atuendo, cuando nos bañamos, cuando nuestro cuerpo nos habla y nos pide comida, amor, placer, espacio, libertad, expresión. Pienso que en todo tiempo y espacio ha habido y quizá habrá un modelo a seguir en términos de “belleza”, pero eso no importa en tanto no permitamos que nos afecte, no pienso que una mujer se convierta en anoréxica por los mensajes mediáticos aunque sean abominables y ameriten inmensas modificaciones, creo que la anorexia así como tantas otros males emocionales vienen de carencias afectivas, de una falta enorme de conexión con el propio cuerpo, con un desfase en el que muy probablemente intervinieron figuras paternas y sobre todo maternas.
    Creo que si cada vez que nos sorprendemos o descubrimos diciéndonos cosas sexistas que apoyen esta represión y esclavitud en torno a lo que “debe ser” en nuestro cuerpo, los combatimos y sustituimos por otros que nos nutran y nos apoyen gozosamente, y hacemos lo mismo hacia nuestras madres, hijas, hermanas, amigas y demás, estaremos sembrando semillas de autoestima, de aceptación y de celebración por el maravilloso cuerpo que tenemos y que cada día nos permite ser y hacer maravillas.

Dejame tu opinión aquí <3