El sacrificio de ser madre

mama sufrida
La actriz Silvia Derbez, en su papel de mamá sufrida en “mamá campanita”

Hace varios meses estaba yo en una reunión con mi familia política, por azares del destino, estaba yo sentada y mi esposo pasó y me sirvió la comida, (era una reunión familiar) y de pronto que alguien a mi lado comentó en voz alta “ Yooo, JAMAS me siento a comer si no les he servido primero a mi esposo y a mis hijos” y después de relatar como les pone la mesa, les sirve a sus retoños y a su marido, limpia recoge y casi lava los trastes en el río, finalmente se sienta a comer, al final como toda buena mujer que se respete y todas asintiendo y comentando lo mal que se ve, claro, ¿ como se atreve una buena mujer a comer antes que su familia?? noooo!!!

Y no es solo entre parientes solteronas llegándole a la quinta década, también en FB he visto muchas imágenes de “el sacrificio de ser madre” , habia por ahí un par de imágenes que me chirriaban, de una mama pata que se quitaba las plumas para cubrir a sus patitos y se le veia durmiendo con una lágrima… y otra de un ratón creo el raton grande llevaba una ratonera en la cola y llevaba de la mano al pequeño…  será que yo soy muy insensible pero me daban “cosa ” esas imágenes. (otra cosa que abomino son esos cuadros de payasos o niños llorando brrrr… me dan miedo)

Por que nos solazamos con el sufrimiento, por que una maternidad es mas digna si se sufre? es en serio?? Yo soy católica, y se que la mentalidad judeocristiana es muy del azote y la cara surcada de lagrimas por el bien de los demás, pero realmente el sufrimiento no es lo mío.

Todavía vivimos con la idea de que si lo disfrutamos probablemente no sea lo “suficientemente bueno”, y bueno, hay mamás que no se atreven a decir que disfrutan su maternidad,  me acuerdo una frase del Dr. Carlos González, que algo decia de que “te dicen que no lo tomes tanto en brazos para que no se malacostumbre,  pero a que nadie te dice que no laves tantos trastes o limpies tanto la casa para que no se malacostumbren ” -algo así, lo estoy citando de memoria- a ver si no se malacostumbran a que la casa este limpia y recogida, no señor!, que sepan quien  manda pues.

También te interesa   Un año de Homeschooling

Y me ha tocado leer a mamás realmente sobrecargadas, y lo mas preocupante, resentidas por que sienten que ser mamá es mientras mas sacrifique mejor, de algún modo entienden que ser mamá es como negarse y ponerse practicamente a los pies de sus niños.

En el libro “el concepto del Continuum” viene un fragmento que para mí es muy acertado

“Un bebé necesita estar en medio de la vida de una persona activa, manteniendo un constante contacto físico y siendo estimulado por una gran parte de aquellas experiencias de las que el bebé participará en el futuro. El papel de un bebé en brazos es pasivo, observa con todos sus sentidos. Sólo de vez en cuando disfruta de una atención directa, de besos, de que le hagan cosquillas, lo lancen al aire… Pero su principal tarea es contemplar las acciones, las interacciones y el entorno del adulto o del niño que lo cuida. Esta información prepara al bebé para ocupar su lugar entre su gente al haber entendido lo que ésta hace. Frustrar este poderoso deseo mirando inquisitivamente, por así decirlo, a un bebé que te está mirando de manera inquisidora, le crea una profunda frustración; esposa a su mente. El deseo del bebé de ver una figura central fuerte y ocupada, a la que él pueda ser secundario, es minado por una persona necesitada emocionalmente y servil que está buscando la aceptación o la aprobación de su hijo.”

Y a la larga tenemos una mamá cansada, desbordada, un niño que no tiene una figura estable de referencia, por que a quein debe seguir resulta que esta esperando instrucciones,  las cosas no funcionan como en el libro decía y la mamá se pregunta “pero si cumplo todos los parámetros de la crianza con apego, amamanté, coleché, renuncié a mi trabajo, me dedique a el en exclusiva, renuncie a mis amistades, solo me dedicaba a estar pendiente de el”

En   un blog vi un ejemplo muy interesante, que en un accidente de avión, cuando tienen que usar el oxigeno y si vienes con un menor, uno pensaría que al niño es al que hay que ponerle el oxigeno primero, no? pues no, según las indicaciones el adulto primero necesita el oxigeno y después se lo pone al niño, para que? por que si se desmaya el niño un adulto lo puede reanimar, pero si al niño se le desmaya el adulto??

También te interesa   Mi experiencia en la educación de mis hijas

 

airplane01

El “aire” puede ser en muchas versiones, ojo, ya veo a algunas mamás ” extreme crunchy” levantando la ceja y pensando que al hablar de tomar aire hablamos de irnos de antro a los 15 dias de nacido el bebe o 2 semanas de crucero solos .

Puede ser aceptar la ayuda que te ofrecen, a veces si la abuela o la hermana o el esposo puede cargar al bebé un ratito podemos ir al baño, o dormitar 15 minutos antes de la siguiente toma, o asomarnos a la ventana o ir a la tienda y regresar, o un rato de parque con alguna amiga, charlas mientras ellos juegan, ya mayores tal vez esten 2 horas con la abuela o papa los lleva al parque, y podemos arreglar los papeles q teniamos acumulados,o descansar, o hacer algún pendiente, y regresando estamos mas relajadas.

Si, también podemos salir y comprar y todo con los bebés en brazos o en fular o lo que sea, pero siempre llega un momento que necesitas algo de “conversación adulta”, o un momento para poner tus pensamientos en órden, en otras comunidades es un poco mas fácil ya que hay toda una tribu para cargar a los niños.

Que la mamá, la hermana o los tios no conocen la crianza con apego, y no me gusta que hablan muy duro, o que gritan mucho, o que ven tele y yo la tengo proscrita…. ¿en serio crees que aislándote de tu familia los vas a convencer de algo? ¿y que cada que algo no te parezca de alguien cortas relaciones y listo? las relaciones con la familia (y mas la política) son un constante “estira y afloja”, a veces cedes en cosas que no son prioritarias, en otras tratas de convencer, a veces hacerse la sorda y seguir haciendo lo que sabemos que esta bien, y a veces tras las críticas pasan los meses y resulta que tu mamá se convirtió en una entusiasta promotora de la lactancia ya que ve que tu si pudiste!!, tal vez ella no supo o tuvo el apoyo que tu tuviste, si hay familias muy complicadas, con mucho “background”, pero también las hay que con un poco de flexibilidad de nuestra parte podemos lograr que nuestro bebé no se pierda el aprendizaje que implica convivencia con la familia extensa., pro que todos, tienen algo que enseñar, aunque sea lo que no se debe de hacer, pero de todos se puede aprender.

También te interesa   Como empezar con las papillas

Así que no te sientas mal por ese ratito que te tomaste para bañarte con calma mientras tu esposo daba una vuelta con el bebé, o dejarte consentir un poquito!!, vaya de pronto somos solucionadoras de las necesidades de todos, y nosotras?? una por salud mental, y dos, por que si tu sigues en ese papel, de “yo-puedo-sola-nadie-me-ayude-es-mi-trabajo” pues resulta que el ejemplo que le das a tus hijas e hijos es el rol que estás desempeñando, y ellas y ellos lo reflejaran, en sus relaciones futuras y en lo que buscarán como pareja, mamá y papá entre nuestras múltiples funciones esta en ser el ejemplo de como son, se comportan y se debe de tratar a los hombres y a las mujeres,  para pensarlo dos veces, no?

Las mamás sufridas en las telenovelas, las mamás de la realidad buscamos un equilibrio, atendiendo a nuestros hijos, disfrutando su crecimiento pero también no perdiendo de vista que si a nosotras nos falta el “oxigeno” no podemos funcionar bien como mamás y guías.

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

11 opiniones en “El sacrificio de ser madre”

  1. Me encanta todo lo que dices, a mi que me encanta andar publicando imágenes, lindas palabras, motivadoras, etc., nunca he publicado esas dos imágenes que comentas, y claro que las he visto, no las he publicado y en realidad ni yo misma entendía porque no me acababan de gustar, después de todo soy una mujer muy entregada a su hijo. Pero después de leerte me doy cuenta la razón que tienes y lo poco que había analizado el asunto, la verdad es que me gusta que mi esposo participe a la par de la crianza de mi hijo, que mi hijo vea que ambos le damos de comer, que servimos la mesa juntos y cosas por el estilo. Gracias por compartir y por ayudarme a entender que no estoy mal por que no me gusta ser una madre que sufre. 🙂

  2. Muy de acuerdo. Mi mamá era una de esas madres y mi hermana, que me lleva 18 años, también se sacrificó por sus hijos, aun hoy que pisan los 30 los sigue de cerca! y eso no es bueno porque fíjate que cuando llegaron a la adolescencia, a tener su vida, salir, no estar nunca en casa le entró una depresión horrible de la que pudo salir aunque a veces, no me engaña, la veo decaer. A Dios gracias ahora tiene un nietito y otro en camino asique volvió a renacer un poco pero hay que pensar que esa imagen sufrida más luego causa que los niños crezcan totalmente opuestos a lo que pretendemos!

    1. Exacto, es que ellos van a finalmente hacer su vida, como corresponde, y si olvidas vivir por criar, en lugar de hacer de la crianza pate de tu vida, cuando crecen que te queda??

      gracias por comentar

  3. Muy cierto, conozco muchas madres así y a mi no me parece tampoco el modelo más adecuado. Ser madre es una parte de nuestra vida bastante demandante pero no por ello vamos a dejar la vida allí, verlo como un proceso en el cual se sigue creciendo como persona y aprendiendo nos permitirá adaptarnos nuevamente a nuestra vida para cuando los hijos se hayan ido y además disfrutarla y que no nos pase como a la mamá de Paula.

    Y algo que ayudaría mucho sería dejar de ver la televisión las taranovelas y hasta las películas del siglo de oro promueven esa actitud al pormayor!!!

    Saludos y gracias por la reflexión

  4. Wow!! Me encantó lo k escribiste. La verdad estoy muy de acuerdo con la publicación, ser madre no significa olvidarte de ti para satisfacer a los demás, creo k las mujeres k somos madres debemos dar a todos y cada uno su momento o espacio así como a nosotras mismas. Dedicación y cuidados a nuestros hijos las k realmente necesite, tener un espacio para nuestro esposo, nuestra familia, amigos y amigas, pero sobre todo para nosotras.
    Mi bebé está por cumplir 5 meses y sinceramente aunk ya no salgo como antes, si procuro tomarme un café o desayunar con alguna amiga de vez en cuando o dárselo a mi esposo para k lo cuide mientras yo me baño con música (algo que siempre me relaja y disfruto mucho) no tiene nada de malo que nos tomemos unos minutos para relajarnos, al contrario es más sano y seremos más felices.
    Mi madre es claro ejemplo de la mujer sacrificada y obvio la adoro pero a veces la veo tan aislada del mundo que me da tristeza que haya sacrificado tanto y olvidarse de ella, para k al final de cuentas (como tiene k ser) yo me haya casado, tenga mi propia familia y me haya ido a vivir a otra ciudad.
    Por eso decidí k yo no llegaría a tal punto de olvidar k tengo esposo y amigas o de k existo por dedicarme única y exclusivamente a mi hijo.

  5. Lety muchas gracias por este post. Sabes los primeros meses de mi hijo Bruno sufrí mucho estrés pensando en qué iba a hacer cuando regresará al trabajo, traté de disfrutar la incapacidad, pero cuando regrese al trabajo fue horrible. Soy reportera y eso me da la posibilidad de cargar a mi hijo a todos lados, cuando sabía que la cosa se iba a complicar mi pareja nos acompañaba y se quedaba con él en el coche. Me hablaba si bebé se despertaba y quería comer. No sabes, entraba a los eventos con un nudo en la garganta y si sonaba mi teléfono salía corriendo, llegar y ver a Bru llorando me partía el corazón, me sentía la peor madre del mundo por trabajar, pero no sólo eso me sentía muy mal por disfrutar mi trabajo y querer adaptarlo a eso. Vivía días interminables pensando cómo hacer para dejar de trabajar, el dinero no era lo único que me detenía, ahora lo sé, sino una sensación de que si dejaba de hacer lo que me gustaba iba a sentirme frustrada. Entonces eso parecía un círculo vicioso, si seguía trabajando me sentía frustrada con mi hijo, si no me iba a sentir frustrada conmigo, todo un caos. Un buen día decidí que no podía seguir así, entonces me dije que iba a continuar en el trabajo un año más como límite e iba buscar otras cosas que no he experimentado y que me gustarán, eso sí menos demandantes para afrontar los años por venir con Bruno. Santa paz, esa meta me tranquilizo mucho y deje de angustiarme. Bru se adapta rápido y su papá me ayuda a cuidarlo mientras escribo o voy a algún evento. Y aunque hay tardes que Bru no quiere estar con nadie más que no sea conmigo ya aprendí a escribir en la compu con él en los brazos sin culpa y disfrutando mucho poder trabajar y cuidarlo. Insisto, gracias por tu post, porque gracias a el pude hacer esta reflexión que no había concientizado. Me encanta tu blog. Saludos.

  6. Excelente nota me encanto todo lo que dice, porque es verdad si no te sientas despues de tu esposo, te metiste a la boca del lobo porque las criticas de la familia politica como de la misma son muchas jaja gracias a Dios mi marido hasta donde ve y sabe, me ayuda hace de comer, etc y no soy una mama sacrificada al contrario soy una mama gustosa de hacer las cosas por su hija que es asi como debe ser saludos

  7. Muy buen post.

    Desde mi muy personal punto de vista, las mamas sufridas las encuentras en todos lados. Las que expones tan bien en este post y las que son radicalmente pro CN y que ponen a los hijos en un pedestal, incluso por encima de ellas.

    Yo vi esa imagen del pollo y tambien se me hizo muy desagradable. Maternidad no es sinonimo de sufrimiento pero los estereotipos tan anclados en nuestro subconsciente siguen siendo fomentados precisamente por los medios de comunicacion. Esta en las nuevas generaciones de madres que quieren cambiar el paradigma de la maternidad el demostrar que esto no es asi.

    Tienes toda la razon al decir que debemos pensar un poquito en nosotras y no es nada grave ni terrible que quieras estar un par de horas con amigas, o tu esposo o etc, etc, porque tambien somos seres humanos y porque tambien tenemos una vida propia. Los hijos estan con nosotros por un tiempo pero despues se van y hacen su vida y despues?

    Por tal motivo, lo que tampoco entiendo es que algunas mamas que practican la crianza con apego de manera muy radical se vuelvan tan sectarias y crueles con aquellas que intentan dentro de lo posible criar bajo este concepto a sus hijos y que al exponer una situacion o un mal momento buscando ayuda o apoyo de una “tribu” porque se sienten desbordadas, que terminan siendo atacadas sin consideracion y lo peor, sin recibir una ayuda o retroalimentacion para buscar una solucion a su problematica.

    Por fortuna, no todas son asi y este blog es una muestra de ello.

    Aprovecho para felicitarte por tan excelente espacio de reflexion. Sigo con frecuencia tus articulos y espero que sigas cosechando muchos exitos. Saludos!!

  8. Cada vez que oigo o leo lo de sacrificios por ser madre me dan ganas de sacar el hacha, no lo puedo evitar.
    Yo no he renunciado a nada por ser madre, he elegido. Me he perdido una fiesta? Nooo, he ganado unas risas de mis hijos, y si tu has elegido la fiesta, pues yo te cuido a los niños mientras y no te juzgo. Otro dia los cuidas tu, y no nos complicamos más.
    servir al marido, a los hijos…. Yo no soy sirvienta, soy compañera, esposa, soy madre. No es lo mismo ¿no?
    Y si un día soy yo la que se sienta tarde a comer, mañana se sienta otro y punto.
    Estas cosas estresan y muuuchooooo

Dejame tu opinión aquí <3