circulo de mamas
Crianza y educación

La historia de las cosas

Este video cambió mi forma de ver muchas cosas, deje de preocuparme por otras cosas y empecé a ver diferente otras mas. También gracias a él creo que voy por el camino que quiero.

Saben que me impresionó? que dicen que en la actualidad, pese a todas las comodidades y tecnología que hay, tenemos menos tiempo libre que en la edad media! y también que muchas veces el tener objetos no significa tener una calidad de vida o una vida feliz. No estoy diciendo que “abajo los ricos” ni nada así, pero que tal vez, conviene revisar  que prioridades tenemos. Yo no creo que “pues las cosas son así y ni modo” yo creo que si uno se decide, puede cambiar cosas, no todo, pero algo, y si muchas personas se replantean cosas, y buscan un cambio, se logrará, y a veces descubre que uno puede salirse del sistema (un poco o un mucho) , y que puede resultar que uno vive mas a gusto que cuando estaba uno dentro.

Junto a este video, un artículo de “El dedo en la llaga” también me cambió la forma de ver varias cosas, “vivir con menos y mejor”  comencé a escuchar sobre el movimiento “slow down” hacer menos cosas, con menos prisa, y disfrutar mas la vida y a la gente que tenemos, vivir el momento.

Nos prometieron que las máquinas trabajarían casi por nosotros y que la jornada laboral se acortaría a favor de mayor tiempo libre y la realización personal. Pero aquí estamos, trabajando 200 horasmás al año que en 1970.

El dedo en la llaga

Recuerdan la novela momo de Michael Ende? donde los hombres de gris le venden a la gente la idea de “ahorrar tiempo” en un “banco de tiempo” , donde ese tiempo que “ahorraron” se devolverá con intereses al final? y la gente, corre y corre, para ahorrar hasta el último segundo…. suena familiar no?

Es mas, cuantas veces nos hemos sorprendido haciendo cosas “en automatico” o pensando en lo que vamos a decir sin escuchar lo que dice la otra persona, como el conejito de Alicia “se me hace tarde, se me hace tarde!!” por que si no estamos (o parecemos)  muy ocupados, por que si no tenemos los gadgets de ultima, el coche de ultima, un super cuerpo de modelo (que no basta simplemente ir hacer ejercicio, que no?) la ropa, en todo, si no “demostramos” que somos lo máximo, no vale.

También esto nos hace impacientarnos con los niños, quien tiene tiempo de detenerte a mirar una hojita si hay que llegar rápido!.. quien tiene tiempo de mecer a un bebé, quien tiene tiempo de sentarte y amamantarlo, de jugar con él, de pasear con él, mejor hay que tratar de que aprenda antes a… lo que sea, esperar que duerma solo rápido, que se independice rápido, se haga el desayuno y se busque un trabajo… no, todavía no llegamos a eso, pero a veces parece que queremos a los bebés, pero que no estorben nuestra vida y actividades.

Un beso de buenas noches, escuchar lo que nuestros hijos, o nuestra pareja quiere decir, un tiempo para comer tranquilos, un tiempo para organizar nuestros pensamientos.

Simplemente checar nuestras prioridades, y recordar que de un empleo, cuando no estemos al mes ya encontraron un reemplazo, pero en nuestra familia, el tiempo ahí si es oro y si faltamos, ahí dejamos un hueco que nadie llena.

Que piensan? ojalá puedan ver el video y me digan que les pareció

También te interesa   Conferencia del pediatra Carlos González
Leticia Jiménez
Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.
http://criandocreando.com

One Reply to “La historia de las cosas

Dejame tu opinión aquí <3