Vida de mamá

La pesadilla de las rozaduras

Casi todas las mamás nos hemos encontrado con rozaduras en la piel de nuestros bebés, y hemos usado infinidad de recursos para combatirlas.

La primera vez que mi hija mayor sufrió rozaduras fue con los primeros pañales, no eran graves pero no cedían hasta que mi esposo me comento que podría ser el gel y el perfume de los pañales hicimos la prueba comprando pañales más sencillos, sin gel ni perfumes y la mejora fue casi inmediata.

Meses después, a los 11 meses mi pequeña sufrió una invaginación intestinal y fue operada de urgencia, una pesadilla, al regresar del hospital días después al revisarla le vi grandes zonas con rozaduras.

Los pañales del hospital eran pañales con gel, más los medicamentos supongo entre otras cosas le generaron rozaduras muy fuertes, la piel muy roja, casi descamándose, ella super incómoda entre la herida de la cirugía y la rozadura y yo preocupadísima sintiéndome la peor madre del mundo, por la operación (increíble pero las mamás a veces nos culpamos de todo pese a que el pediatra que la atendió me dijo que estos eran casos de 1 entre mil y nos tocó).

En esa ocasión recurrimos a dejarla sin pañal, que se asoleara un poco la zona, enjuagues de manzanilla recomendados por mi mamá y probamos diversos ungüentos, y remedios hasta que desapareció la irritación, lo que para mí fue un proceso tardado y en ese tiempo probamos varias pomadas pero ninguna me convencía.

Con la menor usamos pañales de tela, y fue mucho más tranquilo todo, aunque alguna vez tuvo pequeñas irritaciones que se solucionaban rápidamente, también pequeños episodios al iniciar los alimentos sólidos, y la salida de los dientes.

También te interesa   El futuro ya nos alcanza...

En ese tiempo junto con los pañales de tela me dio una época muy de “madre tierra” por ejemplo no usamos toallitas húmedas, usábamos toallitas lavables, y para las rozaduras compré la tradicional Pasta de Lassar que nos ayudó mucho, me gustó su eficacia, pero solo la usaba si había alguna pequeña irritación.

Pequeñas o grandes, recurrentes o causas aisladas, la mayoría de las mamás conocemos las rozaduras o dermatitis de pañal y hemos recurrido a diferentes métodos para eliminarlas.

Hace poco conocí y pude probar Hipoglos, una crema que puede prevenir las rozaduras, curarlas y tratar los casos más graves en sus 3 presentaciones según la gravedad de la rozadura a tratar.

Me llamó mucho la atención por que yo era muy partidaria de la pasta de Lassar, y básicamente Hipoglos es el ingrediente de la pasta de Lassar, óxido de zinc, pero con combinaciones diferentes.

Hipoglos P para prevenir las rozaduras, puede usarse diario, es la de “batalla” en la pañalera, la he probado y no es una textura pesada ni difícil de extender.  Simplemente es una capa protectora sobre la piel para aislarla de la humedad del pañal.

Hipoglos PA se usa cuando ya existe una rozadura, su característica principal es que elimina el ardor y molestias de la piel de inmediato. La llegué a usar sobre mi propia piel con una irritación y mejoró muy rápido, la piel de un bebé es mucho mas delicada y con una rozadura ya sabemos que es llanto e incomodidad por horas, así que una solución rápida siempre es bienvenida por el bienestar del bebé y la tranquilidad de mamá.

También te interesa   Galletas de avena súper fáciles

Y finalmente si por alguna situación tenemos una rozadura severa, existe Hipoglos PAC; que alivia comezón y dolor, extendiéndola sobre la piel del bebé es una capa protectora y calmante. Su textura es fácil de extender, no es espesa, lo cual agradece un bebé con pompis doloridas por una rozadura fuerte.

Si eres mamá primeriza o ya tuviste mas bebés te invito a conocer Hipoglos para proteger la piel de tu bebé, más de 80 años de experiencia lo avalan, y un detalle que me gustó mucho es que tiene teléfono de atención al consumidor, donde SI te contesta un médico que te puede resolver dudas sobre el uso del producto, ese respaldo y atención es invaluable

 

Leticia Jiménez
Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.
http://criandocreando.com

6 Replies to “La pesadilla de las rozaduras

  1. Leti te tocó padecerle con Frida, lo bueno es que encontraste algo que contuviera la cantidad necesaria de óxido de zinc. Yo con Liam pura Hipoglos y es mucha la diferencia de el a Silvana, con ella fue padecer continuo por el tema.

Dejame tu opinión aquí <3