Lactancia materna, emergencia nacional

 

lactancia

Realmente el tema lactancia es asunto de salud pública y emergencia nacional, me preocupa y me entristece.

Este artículo sobre la situación de la lactancia en México del periódico Milenio es preocupante:

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/e93bbbd7d41412630bd0071b8cec8c42

Pongo acá algunos extractos:

El porcentaje de mujeres que amamantan a sus hijos ha caído enormemente en los últimos seis años y en la actualidad apenas una de cada siete mujeres con hijos recién nacidos le dan leche materna exclusivamente a sus bebés en los primeros seis meses de vida, como recomienda la Organización Mundial de la Salud.

México aparece entre los últimos lugares de América Latina en la tabla que mide ese porcentaje.

Algunos expertos hablan de una crisis de salud pública en un país donde mucha gente vive en extrema pobreza, sin agua potable y en el que la educación es deficiente.

México tiene la tasa de mortalidad infantil más alta entre los 40 países con las economías más grandes del mundo.

Entre el 2005 y el 2010, la incidencia de cáncer de pecho creció a un ritmo dos veces más rápido entre las mujeres mexicanas y algunos estudios atribuyen ese incremento al hecho de que cada vez se amamanta menos a los bebés, ya que hay estudios que indican que la lactancia disminuye un 50% o más las posibilidades de una mujer de contraer cáncer.

“México es un ejemplo de lo que no se debe hacer”, expresó Marcos Arana Cedeño, experto en nutrición infantil y asesor en el campo de la salud del gobierno del estado de Chiapas.

“Es el ejemplo más claro de retroceso en lactancia materna”. Alimentar a los bebés con leche de pecho es algo que salva vidas en las naciones en desarrollo, donde los niños tienen mayores posibilidades de morir de diarrea o neumonía.

Los nutricionistas se quejan de que México no adoptó los lineamientos internacionales que elaboró la OMS en 1981, en los que pidió a los países miembros, como México, que limiten la cantidad de muestras gratis que puede entregar una empresa y que impidan que representantes de las firmas traten de venderle sus productos a las madres directamente.

México no ha adoptado leyes que incorporen esas recomendaciones.

“Es realmente una tragedia”, dijo Teresa González de Cossío, nutricionista que investiga el tema de la leche materna con el Instituto Nacional de Salud Pública. “No hay monitoreo del código, no hay metas de lactancia materna. No hay un estado que ponga metas ni calendario”.

El gobierno dice que desalienta el uso innecesario de comida de fórmula, pero el propio Instituto Mexicano del Seguro Social, cuyo logo muestra una mujer amamantando, ofrece fórmula a las madres, incluso si no hay una necesidad médica, si las mujeres presentan una nota de un médico.

 

También te interesa   Un año de permiso de maternidad

Y sí, en la televisión no se ve un solo niño amamantado pero si todos con biberón, hasta anuncios del propio gobierno muestras niños con biberones, y la televisión de algún modo es un medio educativo no formal ¿por que? por que en los medios como que “validamos” lo correcto o habitual, mas para niños, que obviamente no se han formado un criterio.

En los centros de salud poquísimos profesionales tienen conocimientos de lactancia y mas bien regañan a las mamás que amamantan mas allá de los 6 meses o del año y recomiendan fórmula a las primeras de cambio.

Las leyes y la “seguridad social” no contemplan la lactancia, dan la “hora de lactancia” pero pocas mujeres la toman, un país donde los niños se entregan a la guardería a los 42 días , donde se enojan si tomas tu tiempo de lactancia para extraerte leche, donde se hostiga a las mamás para dejar de extraerse leche por que “pierden el tiempo” o simplemente los compañeros les tiran los biberones de leche almacenada por que “les da asco” que esté en el refrigerador de la empresa, o donde sabes de mamás que  renuncian a esta prestación por que en la empresa “nadie la toma”.

En fin, que las cifras de diabetes y obesidad suben, es un problema multifactorial, no solo tiene que ver con la lactancia, pero una adecuada difusión y apoyo a las mamás ayudaría a bajar un poco esas cifras, además del importante ahorro económico para esas familias.

 

Author: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

Share This Post On

1 Comment

  1. PARA QUE NOS AYUDEN A DIFUNDIR ENTRE LAS RECIENTES MAMÁS Y ASÍ MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA DE NUESTR@S HIJ@S!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *