Celebrando los Quince Años de mi hija

Soy sincera, yo aborrecía las fiestas de quince años y tuve que tragarme mis palabras porque mi hija quería una.

Cuando yo cumplí quince años me hicieron una misa de acción de gracias practicamente a la fuerza, me negué a usar vestido largo, y me hicieron una comida familiar y ahí quedó todo.

Conforme mi hija mayor crecía algunas personas nos preguntaban “¿y vas a querer quince años?” y yo “¡no!!!” y trataba por todos los medios de convencerla de irnos de viaje, o de hacer una fiesta para sus amigos y una comida familiar y ya .

Pero criar hijas en libertad implica también respetar sus decisiones, mi hija es mucho más sociable que yo y desde siempre disfrutaba las fiestas, y socializar mucho mas de lo que yo lo disfruto.

Así que un día le preguntamos y que nos dijera sinceramente ella que quería si quería fiesta de quince, o si no quería nada, y nos dijo que si. -Plop- así que nos pusimos manos a la obra ya que con la cantidad de familia que tenemos era poco menos que imposible tener una fiesta pequeña.

Antes que nada es importante ser realistas y buscar una fiesta de acuerdo a nuestras posibilidades, sí teníamos ganas de celebrar, no tenemos deudas importantes y no teníamos ninguna intención de endeudarnos por una celebración de un solo día por mucho que quisiéramos darle el gusto a nuestra hija.

En otro post les contaré el checklist y todo lo que implicó hacer una fiesta así, en este primer post quiero compartirles que cuando estaba en los últimos preparativos de la fiesta se estrenó One Day at a Time en Netflix, una fenomenal serie que en su temporada 1 precisamente tiene como tema los preparativos para la fiesta de 15 años de la hija de la protagonista.

También te interesa   Soy mamá y me siento culpable

Aunque la estructura familiar es muy diferente a la de la serie, ya que la protagonista es una madre divorciada que vive con su madre y dos hijos, como familia latina te sientes muy identificada, en nuestro caso mucho más por la cantidad de parientes que venían a la celebración de los quince de la niña, tanto en la serie como en la vida real.

En el último capítulo me identifiqué plenamente, las peripecias con los lugares y las mesas, afortunadamente mi hija no quiso mesas con nombres de feministas famosas como la hija de la protagonista .

Ellos son muy fieles a sus tradiciones cubanas, en nuestra familia tratamos de inculcarle a nuestras hijas el amor a su país y sobre todo las tradiciones de la tierra de su padre, el Itsmo de Tehuantepec, por eso ella usó un vestido de tehuana estilizado y fuimos vestidas con traje de tehuana y todo iba relacionado con estas tradiciones.

En la serie el papá de la niña no se presenta a bailar con su hija y su mamá lo resuelve de una forma conmovedora. También toca varios temas que preocupan a los padres y madres de adolescentes y diversas situaciones que pueden presentarse con mucho sentido del humor

quince años baile con papá

 

Y obviamente el baile en los quince años, que no te comparto aquí para no spoilear completamente el último capítulo, pero te comparto los de mi hija.

 

Te aseguro que One Day at a Time o un día a la vez es una serie que tocará tu corazón y te identificarás por algún detalle, es divertida y las actuaciones son muy buenas.

Author: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *