¡¡ mi niña crece!!

IMG-20140421-WA0000

La mayoría de los blogs de crianza se enfocan en todos los retos de un bebé o niño pequeño, lactancia, crianza, berrinches, normas básicas, dejar el pañal, etc. pero parece que al cumplir 5-6 años desaparecen todas las referencias y quedan solo algunos artículos de sistemas de crianza “tradicionales”.

Por eso empiezo esta serie de posts, donde tocaré algunos temas que nos preocupan  cuando nuestros hijos dejan de ser bebés.

Cuando empiezan a dejar atrás la primera infancia y se acercan a la pubertad todavía es mayor nuestro desconcierto, a veces no lo tenemos muy claro por que igual fueron cosas que nadie habló con nosotros y descubrimos como pudimos.

¿Que hacer cuando empiezan con los cambios de la pubertad?

¿Cómo explicarles tantas cosas?

¿Que hacer cuando empiezan a cuestionar mis razones y a querer ser mas independientes?

¿Y cómo hablarles de pareja o novios en un futuro?

Drogas, alcohol cigarro, bullyng, crecen y tal vez ya no tenemos que traerlos en brazos todo el día o correr atras de ellos pero todavía hay muchos asuntos de los que tenemos que preocuparnos.

Mucho nos puede ayudar el tener una comunicación abierta con nuestros hijos, que es algo que se siembra desde pequeños, si logramos que la comunicación fluya en ambos sentidos, si escuchamos y damos respeto con nuestras palabras y acciones, cuando comiencen a cambiar, cuando ellos están en un cuerpo que crece y de pronto no los obedece -como Alicia en el país de las maravillas, que no sabía que hacer con esos brazos y piernas largos que crecían de un momento a otro-  podremos estar cerca y entender los cambios de humor, el desconcierto, el querer ser grandes y al mismo tiempo niños, y poder encauzar toda esa energía de la pubertad y adolescencia.

También te interesa   La huella ecológica de tus hijos y cómo disminuirla

Si es el caso contrario, que no hay la comunicación que quisieras, no todo está perdido, esta es una edad crucial, donde a pesar de lo que parezca nos necesitan mucho, así que podemos aprovechar la oportunidad para retomar esa confianza, con pequeños actos, por ejemplo:

Escuchar sin juzgar, ¿recuerdas cuando tú morías por U2 o New Kids on The block, lo que sea que escucharas?, en ese tiempo era importante para ti, también hay cosas que son importantes para ellos y que quieren compartirte. Si quieres que te cuenten las cosas grandes y trascendentes, escucha también las pequeñas.

Perspectiva, un buen ejercicio es recordar tu propia adolescencia, nos puede dar perspectiva para no ser tan intransigentes en algunas cosas, darnos la empatía para poder decirles “si, a tu edad yo también me sentía así” o “alguna vez me puse triste por que no me invitaron a la fiesta”.

Seguridad, los chicos buscan a quien seguir y si no pueden seguir a sus padres, seguirán a alguien de la escuela o a la tele o las modas, tenemos que ser coherentes, papá y mamá de acuerdo en reglas y normas, que sí se puede y que no se puede, pocas reglas pero claras para que no haya confusiones.

Ya a estas alturas como padres tenemos claro que no todo es diario miel sobre hojuelas, hay momentos que no seremos la persona favorita de nuestros hijos, o  que “no les caemos bien”  pero aún con algún desacuerdos nos encargaremos de que tengan la seguridad de que los amamos pase lo que pase y que siempre contarán con nosotros.

Comparte tu opinión, o si tienes alguna duda que quieras comentar personalmente, te dejo el link de mi consultoría para mamás personalizada 

 

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

2 opiniones en “¡¡ mi niña crece!!”

  1. De acuerdo en que uno se siente perdido en esta etapa, como si dejaran de ser hijos y que con la edad no necesitarán mas guía, no hay información por ningún lado, uno se siente tan o mas perdido que el propio puberto en cuestión. Yo veo que necesita mas de mi tiempo que mi otra hija pequeña, que necesita mas guía y mas apoyo, eso a veces es agotador. Sin embargo como todo en esto de ser mamá, no hay mas que el instinto y la propia experiencia. Yo fui una niña muy solitaria y llena de preguntas que mis padres no daban lugar a hacer, así que trato de hacer lo contrario, no habrá respuestas mágicas y se que no todo será acierto, pero ahí vamos.

Dejame tu opinión aquí <3