Enseñar a tus hijos a ser independientes

independientes A ser independiente no se enseña con miedo o intimidación, se enseña con confianza.

Si tratas a tus hijos como incapaces eso será lo que reflejarán, si los dejas tomar pequeñas decisiones poco a poco se harán más independientes.

Ser independiente es importante, a los adultos nos gusta ser independientes, a los niños en cuanto la descubren también les encanta, el detalle es que la idea que tenemos de independencia en los niños muchas veces no corresponde con lo que ellos esperan.

El primer paso es saber que antes de ser independiente necesitas ser dependiente, y está bien, para los niños es una etapa donde madura, adquieren seguridad, fuerza, y mientras madura necesita alguien que cuide de ellos, si no los niños nacerían como los venaditos o los caballos, que inmediatamente del nacimiento pueden caminar detrás de su madre.

Y tener expectativas realistas en cuanto a que esperar de “un niño independiente”, usualmente nos venden a un niño independiente como un niño que juega solo (o sea sin molestar a los adultos) , que come lo que le dan, que no ensucia nada, que se duerme cuando le dicen que se duerma y se despierta cuando lo necesitan.

Un niño independiente toma decisiones, obvio que nosotros debemos guiar esas decisiones, pero también darle espacio para que ejerza su libertad, para que aprenda “que pasa si” y a veces eso implica dejar espacios de libertad.

Un niño que “no molesta” no es un niño independiente, un niño independiente posiblemente necesite mas trabajo y mas supervisión en sus primeros años, para poder mas adelante dejaros desenvolverse solos en mas situaciones cuando ves que ya tienen la madurez necesaria.

También te interesa   Que es ser feliz?

 

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3