No es lo mismo

Definitivamente no es lo mismo.

Nota, video MUY GRAFICO, para que tomen en cuenta .

Yo espero que con el tiempo en este país cambien las cosas, ya no pido que cambien las instituciones, sino que mas mujeres logren informarse y saber que el maltrato obstétrico no es “lo normal”, que hay muchas formas de parir, que nadie debe tratarnos mal y que el cuerpo es sabio, aunque hay un porcentaje de partos que se complican, muchas veces con dejar a las mamás que tomen la posición mas cómoda, no intimidarlas, darles privacidad, tratarlas como personas, no como objetos de estudio, entre otras acciones se puede prevenir.

Yo espero que con el tiempo en este país cambien las cosas, ya no pido que cambien las instituciones, sino que mas mujeres logren informarse y saber que el maltrato obstétrico no es “lo normal”, que hay muchas formas de parir, que nadie debe tratarnos mal y que el cuerpo es sabio, aunque hay un porcentaje de partos que se complican, muchas veces con dejar a las mamás que tomen la posición mas cómoda, no intimidarlas, darles privacidad, tratarlas como personas, no como objetos de estudio, entre otras acciones se puede prevenir.

Y también se requiere que nosotras las mujeres nos empoderemos en nuestro parto, que no permitamos que nos infantilicen y nos traten como enfermas, que nos libremos del miedo y nos cuidemos y pidamos lo que deseamos, no simplemente dejemos que el hospital haga lo que quiera con nosotras y nuestros bebés.

También te interesa   Amamantar en 10 pasos

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3