No nos digan siempre no!!!

Muchas veces nos encontramos con “como decirles que no a sus hijos (en 10 fáciles pasos claro)” “hay que ponerles límites a los niños” (y que carambas son los límites?) “si les pusieran limites a los niños ....”, me da la impresión de que los niños son una especie de entes extraterrestres que eligen a alguna pareja inocente y en cuanto aparecen, como las cucarachas, hay que ponerles limites!! hay que demostrarle quien manda!, no le des mucho cariño, que luego se te suben a las barbas!! enseñale desde chiquito que no todo se puede en este mundo!! (o sea queremos adultos que se conformen y que no reclamen…) o no?, por que habrá tanta literatura para adultos sobre “ser asertivo”… se podrá enseñar esto en la infancia?… pero no, por que antes de cualquier cosa los niños “necesitan limites!!” “que sepan que también se sufre en la vida” (verídico, me lo dijo una enfermera).

De la “tolerancia a la frustración“, mejor ni hablamos, para mí enseñarle a alguien a tolerar la frustración es enseñarle a aguantarse y no protestar, queremos adultos “tolerantes a la frustración”??, suben los impuestos, y toleramos… hay corrupción… y toleramos, se mueren niños en una guardería donde según “estaban seguros para que su mama fuera tranquila a trabajar“, mantenemos de pro vida a ex-presidentes inútiles y a toda su parentela….y todo sereno… felicidades, en México tenemos gran “tolerancia a la frustración”!!!

No, no, no queremos eso en adultos, pero queremos niños que no lloren, que no pidan brazos, que nos dejen dormir de corrido desde el primer día, que jueguen sin ensuciarse ni hacer ruido, y que no nos pidan participar en sus juegos por favor! que se coman lo que les damos, que se queden en la guarderia o donde los encarguemos sin protestar…

La educación, la formas de relacionarse, la aprenden los niños de lo que viven, un niño que es ignorado, que le dan cosas materiales, pero cero presencia y atención verdadera, que ve pleitos y malos modos entre sus padres, que comportamiento tendrá? simplemente será un niño con la autoestima apachurrada, o un niño “sin limites” que corre, pega, hace cosas inapropiadas, para buscar atención, atención negativa, hasta alguna nalgada o manazo, pero al fin y al cabo atención de sus distraidos padres.

Normas hay en cada familia, distintas en lo particular, y en lo general, el respeto a los demás, y a uno mismo, pero un niño que no es respetado aprende a respetar? que necesitará un niño, vivir mas en el respeto o mas “limites”?

Y no estoy diciendo que a los niños nunca hay que decirles nada de nada, y dejarlos correr y atravesar calles sin mirar, y comer dulces hasta reventar… y desvelarse toda la noche… y comprarles tooodo y….y… no, no se trata de eso.

Mucha gente cuando oye hablar sobre crianza con apego, con no pegarles a los niños, con respetarlos, piensa que es pasotería, que es “no decirles nada para que no se traumen”, en lugar de tratar de entender mejor ridiculizo otras formas de ver la educación.

Simplemente, por poner un ejemplo, para la relación de pareja hay montones de artículos “cómo comuncarse mejor con su pareja”, pero parece que con los niños, antes que comunicarnos, antes que llenar sus necesidades afectivas, antes que el cariño… están los límites, para que no se nos suban a las barbas… igual a los maridos, no le dejemos hacer el amor todas las noches que luego no hay quien los aguante verdad?

Antes de pensar en límites, pensemos que tenemos una personita a nuestro cargo -y que los que decidimos traerla a este mundo fuimos nosotros-, si es un bebé, con una gran necesidad de contacto físico y tiempo, los niños necesitan que se les dedique mucho tiempo, y a veces es mas fácil comprarles un Wii que darles el tiempo que nos piden.

Desde el inicio informémonos sobre las necesidades de un bebé, que van mas de comer y estar en una cuna, así sabremos que no llora cada 2 horas para molestarnos, ni que al pedir brazos es por “mala costumbre” sino una necesidad de afecto que al llenarse es la base de una futura independencia, y que si estuvo 8 o 6 horas en una guardería, es logico que cuando esta con nosotros no se nos despega, que a los 8-10 meses es la “ansiedad de separación” y no nos van a dejar ni ir al baño casi, que un bebé que recién camina quiere tocar y explorar todo, y que no tiene noción de lo frágil de las cosas, etc. al conocer mas a nuestro hijo y sus necesidades, podremos ver cómo responder mejor, que ajustes hacer, al tener un vínculo mas fuerte, hay entendimiento de ambas partes -tomando en cuenta que los adultos somos nosotros y que poco a poco todo fluye-.

Y por supuesto, hay dias malos, tanto para nosotros como adultos como para ellos, dias que estamos mas cansados , o que ellos vienen enfadados despues de llevarlos de compras, pero aún esos días difíciles, con un entendimiento con nuestros hijos, pasan.

Dos artículos sobre límites con los que sí estoy de acuerdo, este y este.

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

3 opiniones en “No nos digan siempre no!!!”

  1. Para empezar dime tu a que hora te metiste a mi cabeza y sacaste lo q tengo ahí navegando?

    Mejor expresado no pudo ser.

    comparto todo en especial el punto donde mencionas

    "al conocer mas a nuestro hijo y sus necesidades, podremos ver cómo responder mejor, que ajustes hacer, al tener un vínculo mas fuerte, hay entendimiento de ambas partes -tomando en cuenta que los adultos somos nosotros y que poco a poco todo fluye-." Amén!

    Gracias!!!

Dejame tu opinión aquí <3