No tienes que ser perfecta

 Image courtesy of iosphere at FreeDigitalPhotos.net
Image courtesy of iosphere at FreeDigitalPhotos.net

Vemos gente con vida perfecta, cuerpos perfectos, educaciones perfectas, alimentaciones perfectas, creo que somos de momento el único animal que a estas alturas de la vida ya no sabe ni que comer por que le han dicho que todo es venenoso.

Leer sobre la vida de los demás en redes sociales puede ser de lo mas estresante, ver que no has bajado la barriguita del embarazo y lees a contactos que corren a las 4 de la mañana y se fotografían sin un cabello fuera de su lugar o que comparten la foto de no se quien que tiene 3 o 4 bebés y un cuerpo fabuloso y que además dice ¿”cual es tu excusa”?

Después los letreros de las mamás que piensan que quedarse en casa está mal, y los de las mamás que piensan que una mujer que no renuncia a todo por quedarse en casa con sus hijos “es que no tiene claras sus prioridades” en un tono condescendiente y pasivo-agresivo, o todas las cosas venenosas que tienes en tu alacena, o todas las cosas horribles que puede pasarles a tus hijos si te descuidas por un segundo,  después ves pasteles perfectos, comidas que parecen emplatado de restaurante, niños impolutos y felices un fotos hermosas en un patio enorme con árboles y flores…..

Ufff, y volteas y tu vida se te hace tan poca cosa, tan complicada, tan aburrida, tan llena de ropa sucia, trastes sin lavar, niños que tratan de beber el agua del perro, poco tiempo para hacer algo rápido de comer, etc.

Pues bueno, tengo algo que decirte; no necesitas ser perfecta, no tienes que ser perfecta como lo marca un patrón externo, eres perfecta a tu manera.

También te interesa   #LaLadyquePudeSer o la inquisición en las redes

Nunca publicaremos nuestros peores días, o tal vez de vez en cuando si nos sentimos muy abrumadas, pero no sabemos si detrás del pastel perfecto de la foto hay 5 intentos quemados, o una pila de trastes por lavar y un piso salpicado de chocolate.

Nadie tiene la vida perfecta, pero lógicamente no subiremos a Instagram la gotera del techo, el día que no dimos una o los problemas personales (bueno, que sí hay quien los ventila en redes) pero a veces es apabullante mas para una mamá primeriza o ya no tan primeriza pero abrumada con el cansancio y las dudas.

Como mujeres crecimos con muchos modelos externos e intentando entrar en un molde, no hacer demasiado ruido, no enojarnos, no hablar demasiado fuerte, no imponer demasiado muestras ideas, y ya es tiempo de que aprendamos a empoderarnos, a contemplarnos a nosotras mismas y amar lo que somos en lugar de comenzar a criticarnos y pensar como “deberiamos ” ser según los parámetros de alguien mas.

¿Necesitas hablar con alguien? http://criandocreando.com/blog/asesoria-personalizada

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3