Quiero emprender y no me toman en serio

parejaemprende

Este post lo tenía pensado para mi otro proyecto mamas&negocios, pero creo que acá también puede venir al caso, por que? por que muchas veces para poder solventar el estar en casa y vivir de un sólo sueldo hay que buscar formas alternas de generar ingresos.  Yo he vivido esta situación y es difícil al inicio, cuando nadie cree en tí.

Este post de Dulcia Olivari, del “Mamá con blog” es imperdible para toda mamá que quiera emprender.

 

Tu pareja se ríe de tu emprendimiento. Cree que “estas todo el día en la computadora”.

Que ahora tenés un nuevo interés y no trae ningún resultado o beneficio (así lo miden ellos).  La mayoría cree que el trabajo equivale al esfuerzo, y si te ven sentada, no estas moviéndote  físicamente, no estás haciendo nada, por más que estés trabajando con la computadora.

Creen que eres ociosa.

Pero en realidad tienen miedo, porque piensan que te vas a dejar de ocupar de cosas importantes, por estar con esto. Que los vas a dejar de lado, y que ya no vas a ser la misma.

No es muy difícil para nosotras sentirnos mal con esto. Tenemos un emprendimiento, y necesita crecer. Pero lo que más necesitamos es apoyo, no alguien que nos critique y nos tire abajo.

Porque, muchas veces lo logran. Pensamos que capaz tienen razón, pero en realidad son los miedos de ellos propios hablando y no los nuestros.

 ¿Cómo le transmitimos la confianza y seguridad que nosotras sentimos, que vamos por el buen camino?

Sinceramente, no tengo la bola mágica y no sé cómo enseñarlo. Pero si te puedo contar mi experiencia.

Mi marido no me tiraba abajo, no me decía cosas feas, me dejaba usar “su plata” pero no apoyaba mi emprendimiento moralmente.

Mucho discutí y me defendí, pero él no veía resultados. Y es así como ellos muchas veces lo miden.

Sea que fue la forma de crianza o está en el ADN de los hombres. Entonces preferí callarme y confiar en mi misma. Yo realmente tenía la seguridad que me iba a ir  bien. ¿Cómo lo sabía? No, no lo sabía. Solo confiaba en mí.

Charlaba de mis cosas con gente que pensaba igual que yo, o que me apoyaba. Y con esto no  quiero polarizar, la gente que nos apoya no vive con nosotros, no tiene que vernos pelear por  algo que no entienden, ni vernos sentada varias horas en la máquina, concentradas, alejadas del  mundo, a veces hasta riéndonos sola y sin siquiera compartirlo.

Por qué el tema es ese, nosotras estamos con la computadora y nadie más. El teclado es uno solo.

 ¿Cómo no sentirse ajeno a eso?

Por más que levantes la vista para mirar cuando te hablan, luego la volvés a la pantalla. Distinto es la televisión, que es un poco más social.

Hoy mi marido me apoya. Incluso ayer tuvimos una charla donde me ayudaba a organizar mis horarios.

Nos levantamos a las 6am. Yo te acompaño te hago unos mates. Después de 8 a 9 ayúdame a vestir a los nenes así lo llevo al jardín y te quedas hasta las 11 para trabajar.

Ahhh si parece increíble, jajá.

 ¿Cómo fue que cambio?

La primera vez que recibí un pago (creo que fueron 3usd de una comisión de afiliada) se lo reenvié. Y todas las veces siguientes también. Él pudo ver un resultado.

De a poco fue viendo que esta cosa podía ser posible, que no era algo intangible como yo lo mostraba.

Le contaba mis pasos, por más que el no estuviera de acuerdo. Le decía cuáles eran mis dudas, mis proyectos.

Y si veía discusión en puerta, me callaba la boca. Prefería no seguir contándole hasta que estuviera receptivo y sin sus miedos. Le pedí que confiara en mí. Y de a poco lo fue haciendo.

Hasta el mismo uso mi tarjeta con mis propias ganancias : D

Entonces me di cuenta que lo que les falta ver a ellos es lo tangible. Capaz que es porque están codificados así. Pero no que hay que decaer, porque si lo hacen, pasara lo que ellos temen. Que uno abandone y haya perdido tiempo. Que todo esto que hicieron al final ellos tenía razón y no servía para nada.

Sigan con su instinto, y confíen en Uds. mismas. Traten de compartir con ellos sus éxitos y déjenlo ser parte (en la medida que ellos quieran). Van a ver que los resultados van a venir solos.

 Y si quieren acortar tiempos y comenzar a tener resultados ya mismo en su blog y posterior emprendimiento online, pueden inscribirse en el Taller Online Quiero Hacer Conocido MI blog en el que podrás aprender todas las técnicas de promoción para convertir en tu blog súper conocido.

 

 

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3