Quiero sacar a mi hija de la escuela

escuelaEste post lo escribí cuando estaba muy harta de la escuela y de darme topes con el sistema educativo, y donde terminé sacandola del sistema.

En diversos países, existe la posibilidad de el “homeschooling“, o desescolarización. que consiste  en hacerse cargo uno mismo de la educación de nuestros hijos.

Soy consciente de que este es un país con mucha desigualdad, no estoy en contra de la escuela, pero en vista de mi experiencia con la escuela primaria de mi hija, la maestra de malos modos  y que según me cuenta mi hija les truena los dedos para que se “apuren” y les deja tarea para toda la tarde, preferiría hacerlo yo misma. (y eso que preferí una escuela pública, ya que las privadas considero que también sólo se preocupan de meter lo mas que se pueda de contenidos en los niños, pero sin respetar ritmos)

En el preescolar me gustó como trabajaron, las respetaban mas,  pero acá, horrible.

Ya hemos hecho algunos proyectos juntas, y viendo realmente el nivel de educación de los maestros, recordemos el examen que les hicieron a principio de año, donde la mayoría reprobaron, ya da mucho que pensar.

No me atrevo a sacarla todavía por la presión del entorno, por que no sé cómo esté la cosa legal, se que hay familias que hacen homeschooling en México, pero estoy investigando la cosa legal, según se ni acercarse a la SEP, ni conocen el concepto.

Mina, del antiguo foro Criandocreando puso una imagen que me llegó terriblemente el dia de hoy

 

El texto dice: “La inteligencia, la curiosidad y la imaginación creativa son tan manifiestos en los niños ya de por sí, que es por ello que nosotros los educadores hemos de esmerarnos muy especialmente en atrofiar estas cualidades innatas para que nunca excedan los límites preestablecidos … y así reciban la educación adecuada para crecer felices.

Por si fuera poco, es igualmente tarea nuestra el proyectar sobre sus pequeñas cabecitas todas las miserias y psicopatías de los adultos que no hayan recibido aún de sus padres…

Es una árdua tarea la de la deformación,, a veces desesperante , pero finalmente siempre se lleva uno la recompensa cuando, al concluir el ciclo educativo, comprueba que esos mismos chiquillos libres y receptivos que empezaron al principio son ahora apáticos y enajenados ciudadanos sin capacidad de reflexión”.

En próximas entradas dejaré mas información para explicar bien en que consiste el “homeschooling“, los resultados obtenidos en familias de varios países, y que no se afecta la socialización de los niños, es mas, tienen mas confianza al no ser censurados por el profesor que requiere de controlar a 40 chiquillos y atiende a todos y a ninguno a la vez…

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3