Reinventando las matemáticas

reinventando las matemáticas post (post invitado de Deheni Rubio, de mimamadice.com)

Cuando pensamos en matemáticas es muy probable que imaginemos números y signos en hojas. O quizá piensas en algo muy difícil ¿conoces a alguien que haya elegido la carrera que estudió a partir de la cantidad de matemáticas que había en ella o mejor dicho por que no había matemáticas? Este rechazo se debe principalmente a que desde chiquitos nos las enseñan de forma aburrida poco entretenida.

Afortunadamente ahora existen muchas opciones para hacerlas fáciles de entender, accesibles, reales y palpables, de forma que al entenderlas de manera vivencial podemos integrarlas y utilizarlas de forma contextualizada y en varios ámbitos de nuestra vida.

Pero ¿cómo hacemos si nosotros como padres hemos sido enseñados a partir de un modelo tradicional y queremos enseñar a nuestro hijo de forma vivencial? Tendremos que llevarlas a la vida diaria.

¿Qué es lo que le gusta más hacer a los niños? Jugar, y cuando juegan ¿Qué hacen? Tocan, construyen, modifican, derrumban, re construyen y aprenden ¡Sí! así se construye el aprendizaje.

Estas actividades implican el uso de los sentidos, auditivo, visual y táctil, formando redes neuronales que se interconectan formando conceptos que dan sentido a aprendizajes más complejos.

Cuando un niño ha tenido la oportunidad de jugar con materiales que le permiten estas experiencias y se le presentan los conceptos en papel de forma más abstracta se remontan a esos orígenes, de forma que los aprendizajes se vuelven más fáciles de comprender puesto que están interiorizados a partir de experiencias reales y al ser más fáciles de comprender el rechazo generalizado hacia las matemáticas tiende a disminuir.

Si las matemáticas se vuelven una actividad entretenida, accesible y real, podemos tener un mejor desempeño académico, menor deserción escolar y mayor motivación por el estudio.

También te interesa   Manejo de la Ira para mamás

Podemos utilizar diversos materiales de acuerdo a la edad del niño, algunos están enfocados a pequeños de preescolar, otros a enseñar volumen, cálculos o multiplicaciones.

Las regletas de Cuisenaire, permiten por su “sencillez” que se puedan utilizar con aquellos aprendices que están descubriendo los agrupamientos, la clasificación, el concepto de número, hasta fracciones, multiplicaciones y divisiones, logrando que con un solo material tengamos la posibilidad de trabajar muchos años siguiendo una misma línea de aprendizaje.

De esta forma los padres y el niño se encuentran aprendiendo de una manera paralela en la que ambos descubren las posibilidades del material pero también de que las matemáticas no son tan difíciles de explicar cómo a veces pensamos.

Si quieres saber más acerca de cómo integrar las regletas de Cuisenaire a tu vida diaria y aportar un aprendizaje vivencial y útil a la vida de tu hijo, intégrate al curso Aprendiendo con las regletas de Cuisenaire. Mira toda la información en el siguiente enlace:

curso aprendiendo con las regletas de Cuisenaire

http://www.mimamadice.com/curso-aprendiendo-con-las-regletas-de-cuisenaire-2/

Deheni Rubio, es Psicopedagoga clínica, Licenciada en neurolingüística, Especialista en cognición y lenguaje, docente, estudiante de doctorado.

Podemos encontrarla en clínica privada y en su escaparate virtual mimamadice.com. Es también madre de un pequeño de 22 meses a quien ama con todo su corazón.

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

1 opinión en “Reinventando las matemáticas”

Dejame tu opinión aquí <3