Mi segunda lactancia

Segundalactancia

En esta Semana Mundial de la Lactancia materna 2016 tenía pendiente escribir sobre la lactancia de mi hija menor, mi experiencia con mi hija mayor ya está en este post 

De esta primera experiencia de unos pocos meses de lactancia (mas o menos 4 meses de lactancia exclusiva y destete paulatino ) aprendí mucho y para cuando llegó mi segunda hija ya estaba mucho mas preparada.

La flaca llegó de sorpresa, y es una larga historia que voy a contarte. Después de una peritonitis, dos pérdidas de embarazo y que me aseguraran que ya no podría embarazarme, entre todos los sentimientos  y terminando en resignación, un buen día tuve un sangrado extraño, de casualidad ese día tenía cita médica y la doctora me dijo “tal vez ya empiezas a tener desarreglos, ven en la tarde y te pongo una inyección”. 

Pues regresando del consultorio, tomé mi cartera y salí a la farmacia y regresé con una prueba de embarazo, mi esposo con cara de sorpresa, entré al baño, hice la prueba y dos rayitas, embarazada cuando se suponía que ya no era posible.

Fue un embarazo de muy alto riesgo, ya que además de la sorpresa del embarazo con una sola trompa de falopio que se supone estaba bloqueada, adherencias por la peritonitis, tenia yo un gran mioma que competía con el bebé y que había que vigilar por que en ocasiones pasadas le había “ganado” al embrión.

Finalmente nació, a las 41 semanas cuando la preocupación era que se adelantara, tuve unas horas de contracciones y llegué al hospital con dilatación, pero la señorita decidió girar y ponerse de pies, y eso mas el mioma complicaba mucho todo y se optó por una cesárea.

También te interesa   10 razones para amamantar

Llegó mi pequeña arco iris, recuerdo que cuando me cerraban, como me iban a ligar el médico estaba sorprendido ya que la trompa estaba pegada al útero con adherencias y no se explicaban cómo se logró el embarazo.

Tras unas horas en recuperación y contando las horas para regresar a casa iniciamos la lactancia, me ayudó mucho ya tener un grupo de apoyo, mi experiencia previa, y mi cabezonería legendaria.

permisomaternidad

Mi hija tenía reflujo, y con mi hija mayor recordaba apenas despertar y acercarla al pecho y darle acostada, pero con ella era diferente, con la cicatriz de la cesárea tenia que sentarme, ella vomitaba y vomitaba, y yo recuerdo un par de noches que yo me sacaba leche y mi esposo dándole con una jeringa por que me había hecho unas tremendas grietas y una obstrucción que por poquito se hace mastitis.

De no haber sabido lo que sabía de lactancia en ese momento y sus beneficios hubiera enviado yo misma a mi esposo por una lata de fórmula.

Pasando esos primeros meses complicados, la lactancia se fue haciendo mas fácil, la hora de amamantar era para mi un descanso y lo disfrutaba, podía darme una pausa y relajarme un poco mientras le daba pecho.

Cuando llegué a los 6 meses me dije “ya pasó lo mínimo indispensable, puedo aguantar un poco mas”. Le salieron los dientes, llegó el año, 18 meses, 2 años, y pensé “Ok, ya le cumplí a la OMS” veremos hasta donde llegamos.

Cuando me decían “¿y hasta cuando le vas a dar?” les respondía “hasta que se me acabe la leche” realmente vi una diferencia entre mis dos hijas, aunque la mayor no era demasiado enfermiza, si se enfermaba con mas frecuencia que Ángela, muy curioso mi hija mayor que fue destetada prematuramente es intolerante a la leche entera, y la menor al año tomaba leche entera de la que tomaba toda la familia sin ningún problema, y pecho también.

También te interesa   Las mejores películas de dinosaurios en Netflix

Cuando estaba por cumplir cuatro años acordamos que la teta se acabaría en su cumpleaños número cuatro,ya solo tomaba por la sensación de mimo y cercanía y había días que lo olvidaba, posiblemente en unos meses mas se hubiera destetado sola, pero yo ya no me sentía tan cómoda. Llegó su cumpleaños, lo celebramos, como ya no había teta, había que compensar con mimos y atención, y quedó un recuerdo de haberlo logrado, la alegría de ver que mi hija crecía sana y la bonita experiencia de haber amamantado todo el tiempo que quisimos. 

Si quieres tener un poco mas de información sobre lactancia, inscríbete a mi lista de correos  y recibirás dos mini ebooks gratuitos que te ayudarán con tu lactancia.

 momt9omom     rect3004

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3