#StopViolenciaObstetrica

Violencia obstetrica, incluye , regaños de los médicos, maltratos de las enfermeras, intervenciones sin autorización, minimizar tus opiniones, a veces llegan hasta a amenzarte, gritarte o golpearte. Y se maneja como “normal”.

“cuando llegues al Seguro, no grites mucho, para que las enfermeras te traten bien”.

“no sirves para parir, no dilatas, vas a cesárea”

“señora ya se le tapó el suero si se sigue moviendo la amarro”

“¿no gritabas cuando lo hiciste verdad?”

Tactos, de todos los estudiantes, y los que pasan, dolorosísimos y no se te ocurra protestar por que te regañan.

Kristeller (empujar el vientre para sacar al bebé, práctica desaconsejada desde hace años) , episiotomias (cortar la vagina por rutina), no dejarte mover, separación de membranas (un tacto muy doloroso para inducir y acelerar el parto, también desaconsejado) ,  cesáres innecesareas, sin preguntar, es lo normal, ¿no? a todas se las hacen, ¿no?

Infantilizarnos, amedrentarnos, amenazarnos, intervenirnos sin consentimiento, son médicos, son “heroes”, “salvan vidas” y convierten un evento natural en un evento quirúrgico, del cual salimos, contentas de que salimos mas o menos ilesas, al menos tenemos a nuestro bebé, a veces avergonzadas, con un sentimiento entre temor, rabia y no sabemos explicarlo, no estamos cómodas, pero no lo compartimos con nadie, al fin “a todas les hacen lo mismo”, es “normal”.

Traducción: “por lo menos tienes un bebé sano”

NO ES NORMAL, LA VIOLENCIA OBSTETRICA NO ES NORMAL,

La violencia en el parto es violencia de género, lo mas terrible es que también la ejercen mujeres contra mujeres, en el momento que estamos mas indefensas, mas vulnerables de cuerpo y espíritu.

“El 25 de Noviembre es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Queremos dejar constancia de que la violencia obstétrica es violencia de genero. Pedimos vuestra colaboración para educar sobre este tema a través de las redes sociales. Concertamos con bastante antelación este evento para poder contar con la mayor participación posible.

Este evento parte de un grupo creado por Isabel Fernandez del Castillo y respaldada por la plataforma La Revolución de las Rosas.”

Hombres, mujeres, niños y niñas, están invitados a dejar una rosa en hospitales y clínicas en nombre de alguien a quien conozcan y tenga motivo para reclamar un cambio en la atención perinatal. Puede ser por ustedes mismas, todas esas mujeres que hayan sido lastimadas, ninguneadas, violentadas, separadas de sus bebés porque sí o por sus madres y esposas. En la rosa pueden poner un lazo, un papel o etiqueta con su nombre, su historia resumida y la fecha.

Ejemplos:
María: Una rosa por mi cuñada Sandra R., histerectomía por una hemorragia provocada al arrancarle la placenta 2010

Sacra, oxitocina y cosedura (a punto de cruz) de labia minora, 2006

Sacra: madre, viuda, por tener que escuchar al ginecologo decir “señora, que tiene usted aqui telarañas”, finales de los ochenta.

Ellen, por inducción protocolaria injustificada a las 41 semanas +2 días de gestación, que finalizó con la ginecóloga proclamando “esto se arregla con una epi y una kristeller”.

María, por inducción protocolaria injustificada a las 41 semanas +3 días de gestación, oxitocina sintética, monitorización interna, episiotomía y kristeller. Seis meses despues, me sigue doliendo la cicatriz y tengo pérdidas de orina. 2011

También se realizará ese día un evento en Twitter. El hashtag:

 #StopViolenciaObstetrica

La idea del evento en Twitter es sacar a la luz la existencia de la violencia obstétrica, mediante las redes sociales, haciendo que #StopViolenciaObstetrica sea Trending Topic.

Más información en:

Evento original en:

https://www.facebook.com/events/414995375208750/

Blogger

    http://larevoluciondelasrosas.blogspot.com/

    http://www.larevoluciondelasrosas.blogspot.co.uk/

Página de Facebook

    http://www.facebook.com/LaRevoluciondelasRosas

Grupo en Facebook: Sres y Sras de la S.E.G.O no somos un chiste
    https://www.facebook.com/groups/nosomosunchiste/

Yo la viví, la he visto, me la han contado, y sinceramente no quiero que mis hijas la vivan. Alto a la violencia en el parto, no es normal, no hay que permitirlo y hay que hacerlo visible, por nosotras, por nuestras hijas e hijos.

También te interesa   Derecho a decidir

Spot Violencia Obstétrica from FlorMujica on Vimeo.

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3