Madres fuera de serie en Netflix

En esta ocasión quiero hablar de mamás y mujeres diferentes, tenemos el estereotipo de las mamás dulces y siempre buenas de las series, y que tal si charlamos de las “otras” mamás, esas que no entran en el molde. 

Por ejemplo, Erin Brockovich es una de mis favoritas, una madre soltera, con muchas cosas “cuestionables” pero que pese a todo no cede cuando sabe que algo anda mal con un caso, lo mas emocionante es que es una historia real. 

Otra favorita es The Good Wife, Alicia Flockhart , una mujer que se había retirado para criar a sus hijos, pero por un problema de su esposo tuvo que regresar a ejercer la abogacía, y su vida da un giro de 180 grados.

Kill Bill

En serio, Kill Bill es una historia de una mamá , ella era una sicaria llamada “La Novia” que quiere abandonar esa vida y se va a casar, está embarazada y despierta 4 años después y busca a los que la atacaron y saber que pasó con el bebé que llevaba en el vientre. Bill, su antiguo amante está en su lista de personas a eliminar. [...] Leer mas

Series para peques no tan peques en Netflix

En Netflix existe  una gran variedad de títulos para chicos y grandes, las mejores caricaturas e historias familiares, y para mayores.

A veces me sorprenden las selecciones de lecturas  y de Netflix  de mis hijas, tienen muchos intereses y es muy interesante observar que les interesa, y muchas película y series son un excelente método de aprendizaje “estirando el hilo” o sea conversando de alguna película o serie y tomándola como una oportunidad de aprendizaje, o a veces ellas mismas investigaron al respecto sobre la época, los personajes o alguna época histórica.

Cuando tienes nenes pequeños las opciones en Netflix las tienes bien controladas, y el catálogo para niños está muy bien cuidado para poder dejarlos ver una caricatura con la tranquilidad de no llevarnos ninguna sorpresa desagradable con el contenido, pero cuando ya son mayores es mas complicado checar que ven y encontrarles series y películas adecuadas.[...] Leer mas

Celebrando los Quince Años de mi hija

Soy sincera, yo aborrecía las fiestas de quince años y tuve que tragarme mis palabras porque mi hija quería una.

Cuando yo cumplí quince años me hicieron una misa de acción de gracias practicamente a la fuerza, me negué a usar vestido largo, y me hicieron una comida familiar y ahí quedó todo.

Conforme mi hija mayor crecía algunas personas nos preguntaban “¿y vas a querer quince años?” y yo “¡no!!!” y trataba por todos los medios de convencerla de irnos de viaje, o de hacer una fiesta para sus amigos y una comida familiar y ya .

Pero criar hijas en libertad implica también respetar sus decisiones, mi hija es mucho más sociable que yo y desde siempre disfrutaba las fiestas, y socializar mucho mas de lo que yo lo disfruto.

Así que un día le preguntamos y que nos dijera sinceramente ella que quería si quería fiesta de quince, o si no quería nada, y nos dijo que si. -Plop- así que nos pusimos manos a la obra ya que con la cantidad de familia que tenemos era poco menos que imposible tener una fiesta pequeña.[...] Leer mas

La vida antes de Netflix

¿En serio había vida antes de tener Netflix?

Si, hace poco estaba pensando cómo nos entreteníamos antes de tener Netflix, me llamaba la atención cuando veía publicidad del servicio y siempre lo postergaba, ahora me pregunto ¿por que tardé tanto en decidirme?

Recuerdo cuando existían todavía los videocentros y el rentar películas esperando que no te digan “ya no tenemos disponible ese título señorita”  y corre antes del día del vencimiento o ese día corriendo en la noche para entregarlo en el buzón, y esperar que no te cobraran recargos.

Si te gustaba mucho comprabas la película, yo tenía un buen de cintas VHS,  por cierto se llevaron a reparar varias veces la videocasetera por que en ese tiempo mi hija mayor tenía la costumbre de meter fichitas o cositas que se encontraba en la ranura donde se insertaban los videocasettes.[...] Leer mas

Los niños crecen con #Netflix

Tengo 2 hijas, una nena de 8 años y una de 14 años, hoy les quiero hablar de que el tiempo pasa mas rápido de lo que imaginamos y crecen día a día.

Me ha tocado hablar con amigas y compañeras blogueras con niños mas pequeños, y a veces es tan agobiante estar con 1, 2 o hasta 3 niños pequeños, juguetes en cada rincón, vómitos, dedos pegajosos por todos lados, berrinches, poco tiempo para dormir, comer o ir al baño como la gente, ni hablemos de proyectos personales o simplemente 5 minutos de silencio para ordenar los pensamientos.

En eso pensaba mientras estaba una sola una mañana (que lujo), mi hija mayor salió para un curso que está tomando, la menor dormía arriba  tal vez estaría un rato acurrucada mirando una caricatura en la ipad, ahora ya no me sorprende tener mañanas o  tardes a solas y de nuevo esos momentos que añoraba cuando tenía una toddler inquieta y otra nena que también necesita atención personalizada en ese momento.

Por supuesto que todavía me necesitan, pero de forma diferente, la menor necesita mucho apoyo y presencia pero a los 8 años es mucho mas independiente y además salir con las amigas a jugar es prioritario en su agenda, la mayor está terminando un ciclo y empezará estudios de bachillerato y obviamente hay infinidad de cambios y situaciones nuevas por que ya mas que hitos de caminar o balbucear, ya tengo poco control sobre su mundo y Dios sabe de cuantas cosas quisiera poder seguirla protegiendo personalmente, pero tengo que conformarme con confiar en su sentido común y en lo que le he enseñado. Comienza a ser independiente, a moverse sola en muchas situaciones y muchas veces solo tengo que limitarme a estar cerca o hacerle saber que estoy pendiente.[...] Leer mas