Vida de mamá

Reglas para visitar a un recién nacido

Post para abuelos y abuelas, tíos y tías, amigas y amigos emocionados por el nuevo bebé

A todos nos entusiasma mucho cuando llega un bebé a la familia, y por supuesto que quisiéramos estar de inmediato para conocerlo, pero hay algunos tips para poder visitar al nuevo integrante de la familia y hacerle la vida mas cómoda a la nueva mamá.

Procura dejar pasar unos días

A menos que seas muy cercana a la nueva familia, espera unos días para visitar, puedes llamar al hospital, o al celular o un whattsap o dejar un mensaje en redes sociales.

Cuando una mamá recién sale de un parto o cesárea puede estar muy cansada, con las hormonas del parto y la lactancia, aprendiendo a cargar y a amamantar a un bebé que también puede estresarse si hay mucha gente y a veces a las pocas horas del nacimiento del bebé no están con su mejor cara, dales tiempo para que inicien la lactancia y mamá se recupere.

No estés demasiado tiempo

Procura que sea una visita corta, mas adelante podrás estar mas tiempo, la mamá está cansada, papá también y necesitan tiempo para adaptarse a un cambio radical de vida, el tiempo que puedan estar tranquilos y sin miradas y opiniones será bien recibido.

Si estás enfermo, espera un tiempo

No hay nada peor que ir a visitar a un bebé con gripe o llevar a niños con alguna enfermedad contagiosa como varicela (Si, verídico, me han contado de casos)

Los bebés obtienen anticuerpos por la lactancia pero preferible evitar riesgos, aplica también para la fea costumbre de besarles la carita o las manitas sin permiso (o meterse las manitas del bebé a la boca, increible pero cierto).

También te interesa   La vida antes de Netflix

Si,  son enloquecedoramente bellos y huelen delicioso y son encantadoramente mordisqueables pero recuerda que es una personita pequeña que acaba de llegar a este mundo y lo último que necesita un recién nacido son tus microbios o virus de  gripa o una neumonía en el peor de los casos.

Pide permiso antes de cargarlo

Si quieres cargar al bebé pide permiso a su mamá antes de cargarlo, no lo levantes y lo pases de brazo en brazo ante la mirada atonita de su madre que no alcanzó a decir nada, o el colmo de la mala educación, no se lo arrebates de los brazos ni a su madre ni a su padre.

Si la visita es en la casa de la nueva mamá

Avisa antes de ir

No te aparezcas de sorpresa, no sabes que planes tenía mamá, de preferencia envía un mensaje antes de llegar para no despertar al bebé, a veces cuesta mucho dormirlos, o tal vez es un rmomento que la nueva mamá quería aprovechar para dormir.

No es visita social

No esperes que la nueva mamá te reciba super arreglada, tal vez si lo logre, pero si te recibe en pants y sin peinar no le hagas comentarios, en serio las primeras semanas pueden ser muy duras para organizarse.

Y por favor  tampoco esperes que te invite a comer o a cenar, de hecho un excelente detalle es llevar algo para comer y ayudar un poco.

Una buena idea es llevar la cena o la comida, o unos reci’pientes con espaguetti, arroz y algún guisado, para que solo la caliente en los próximos días. El ahorrarle el trabajo de cocinar o de lavar trastes puede ser algo que te agradezcan mucho cuando tienes un recién nacido al que estás aprendiendo a cuidar y alimentar.

También te interesa   Básicos para un recién nacido

El mejor lugar para un bebé son los brazos de su mamá, un recién nacido además está acostumbrándose a los olores, ruidos y sensaciones del exterior, conversaciones ruidosas, perfumes fuertes, gente que huele a tabaco pueden estresar y cansar de más a ambos.

Ojo con los consejos

Puede ser que veamos muy confundida o hasta torpe a la nueva mamá, pero la mejor forma de empoderarla como mamá es acompañarla y no llenarla de consejos e indicaciones, a menos que ella pregunte o que se den con mucho tacto, sin que sienta que “está haciéndolo mal, deja, yo lo hago”.

Podrías dejarle impreso algún artículo sobre lactacia o recomendarle una asesora de LLL si lo necesita, yo prefiero a veces sólo dar consejos si me los piden diréctamente, aquí si te inscribes a mi lista de correos puedes recibir 2 mini ebooks con conceptos básicos de lactancia ue puedes imprimir y regalarle.

Hay mamás que se sienten cómodas y hasta pueden pedir que te quedes, hay mamás que necesitan su espacio para adaptarse, en mi caso si venían visitas pero eran breves, nadie intervino con mi lactancia, mi esposo se encargó de limpieza, pago de luz y cuentas, me llevaban comida así que las primeras semanas pude dedicarme a conectarme con mis hijas en cada parto y a establecer la lactancia, ya que pasaron unas semanas las que estábamos de visita con familiares y amigos éramos nosotras.

Comparte esta información con otras mamás que les pueda ser útil

Leticia Jiménez
Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.
http://criandocreando.com

Dejame tu opinión aquí <3