Y a quien le pique…

“Y a quien le pique que se rasque” es una frase para decir que si algo te molesta, pues es TU problema, no de quien lo dice.

Aplica para muchas ocasiones, y la he escuchado en varias con mamás pro “crianza con apego-respeto y empatia”,  que las verdades sobre los (evidentes y fuertes) beneficios de la lactancia, el porteo, el parto respetado y natural harán niños “mas” (felices, educados, inteligentes… etc,etc.etc..)

Efectivamente, la lactancia materna aumenta unos puntos el C.I, hay infinidad de estudios que hablan de las cualidades nutritivas y de salud tanto de mamás como de bebés, el porteo es un gran estimulo para el bebé, para el cerebro, que ve mas cosas en primera fila que lo que podría ver en un corralito o en una carreola y ni hablar del parto respetado en agua o en casa, pero con libertad de movimiento apra la mamá y en un ambiente de calma y respeto, que diferencia nacer asi!! y para una mamá que mas empoderamiento que un parto gozozo, para un bebé que mejor bienvenida que la tranquilad de los brazos de su mamá de inmediato y el calostro, lleno de anticuerpos y nutrientes.

Obviamente es muy bueno, es lo deseable para todos y muchas personas desde diferentes frentes, blogs personales, organizaciones civiles y mas luchamos por difundir la lactancia, una crianza consciente, educar sin violentar, parto respetado y mas cosas.

El problema viene cuando los beneficios de toda esta forma de ver el mundo se transforman en un arma para el ego, de alguna forma manejarlos para sentirse “mas”, un muy buen ejemplo lo da Violeta en su blog “criar en contravía”, donde en su post “l@s biennacid@s y los malnacid@s” de donde, de cada párrafo se puede sacar algo digno de aplauso, este me llamo mucho la atención,

“Y encima aparece esta cosa superficial de postal de navidad en la que parece que la razón principal para elegir un entorno amoroso y respetado para nacer es el resultado a nivel mental y emocional que buscamos, con lo cual el nacimiento (por más respetado y amoroso) se instrumentaliza, porque lo que nos importa es lo que ese niño sea después, lo inteligente y lo blablabla que pueda ser y no el sagrado, intimo e irrepetible momento del nacimiento en si mismo, es algo asi como: recibo a mi hijo en casa para que sea mejor, no: quiero parir en casa porque no concibo un ambiente violento o porque es lo mejor para nosotros en este momento sin importar como sea después. Y no es un hecho menor ni inocente, porque con ello caemos de nuevo en la cadena de producción y la visión capitalista y patriarcal de la vida”

 

Y no tolero tampoco este discurso porque sigue alimentando la idea del “deber ser” entre las mujeres, de las mujeres buenas/correctas y las mujeres malas/incorrectas y sigue abriendo la brecha que nos separa entre hermanas, ese gran abismo que nos ha condenado a criar en la más inhóspita soledad! Nosotras gestamos, nosotras parimos, la decisión sobre nuestro cuerpo la tenemos nosotras. La información empodera y de lo que se trata es que cada mujer pueda tomar decisiones conscientes y responsables. Pero no estoy de acuerdo con que se nos siga exigiendo y culpabilizando por las decisiones que tomamos. NINGUNA madre elije lo peor para su hijx, ninguna madre quiere hacer daño a su cría y elige desde donde buenamente puede en ese momento y pretender que todas las mujeres elijamos lo mismo es negar nuestras historias de vida, es negarnos como seres humanos repletos de vivencias, experiencias y creencias es nuevamente reducirnos a ser un vientre procreador! Porque además sabemos a donde lleva ésto, aquella que se salga de lo “correcto” será tachada y culpabilizada. Perdón pero es lo mismo discurso que los procesáreas pero al revés….

En nuestro país y en Latinoamérica todos estos movimientos son “nuevos”,  todavia no son tantas las  mujeres que tienen parto en agua o en casa, pero aumentan y poco a poco mas mujeres tiene información, mucho gracias a internet . Hay mamás que nos enteramos tarde, yo me enteré de mas beneficios de la lactancia cuando mi primera hija tenia mas de 2 años, de parto respetado, de mil cosas… mi hija mayor fue un parto medicalizado, la menor fue cesárea (amerita otro post), la mayor tuvo solo 5-6 meses de lactancia, la menor 4 años, y así diversas decisiones he tomado en mi expriencia, entre información, recursos , madurez… es complicado.

También te interesa   Empezar Homeschool en Mexico

Durante mi “trayecto” en esto de la crianza también he tenido mis etapas -todos evolucionamos-, de querer “adoctrinar”, o pensar “como están equivocadas las demás”, y ahora de entender ( o tratar de entender, que todavia me considero en aprendizaje) , me interesa que cada vez mas personas conozcan y apoyen la lactancia materna, que se apoye y se incentive el parto en casa, que una mamá pueda dar teta a su hijo tranquilamente sin miradas o “todavia le daaas??” y mas, pero eso no lo puedo lograr alabando solo lo que esta “bien hecho” y señalando con indice flamígero a las que “no lo hacen bien”, puede sonar bien pero como estrategia de relaciones publicas es fatal 😉 .

Una vez me pasó que un contacto pegó en su muro un cartel sobre homeschooling que decía algo así como “mi hijo homeschooler será el jefe de tus hijos escolarizados”. Yo en ese tiempo me debatía entre mis dudas sobre homeschooling , mi temor a no tener recursos emocionales y económicos para hacerlo, mil cosas y ese cartel me molestó profundamente, mas por el “mi hijo es mejor que el tuyo” o sea como?? los niños son niños, educar en casa es grandioso, me encanta, y a mi hija mayor le cae excelente, esta floreciendo, muy a su ritmo, pero hay mucho avance. Pero yo no educo a mis hijas por que espero que “sean mas que”, solo que sean las mejores ELLAS posibles, yo no aspiro a “ser mejor mama que”, yo aspiro a ser la mejor Leticia Jimenez posible y la mejor mamá que mi experiencia y recursos me permiten, no a pasar por el rasero de nadie.

Y tristemente he visto hasta “cacerias de brujas” en foros (en el mio pasó tristemente un par de veces) por que “no cumplia los parametros”. y así tienes una mamá con dudas que despues de una valpuleada en un foro decide que no quiere saber mas de lactancia ni de crianza con apego, después de una maltratada verbal muchas salen huyendo. Y así por eso nos tachan pro ahí de “radicales” “locas”, etc.. cuando la cosa no es por ahí, pero me costó tiempo, tienen que pasarte cosas para aprender.

También te interesa   No nos digan siempre no

Una vez en un seminario Laura Gutman decía sobre el tema (a grandes rasgos, no lo recuerdo a la letra) que sus peores enemigas eran sus fanáticas, que atosigaban a las mamás embarazadas con “tienes que leerla, ” y que la terminaban odiando!, o que le preguntaban que que pensaba del colecho, del homeschooling y ella decia “yo que se!”, por que no quería que la tomaran como “bandera” y que muchas veces esas “banderas” que se tomaban tan furiosametne ocultaban otras situaciones, ahora que lo miro a la distancia, veo que sí llega a pasar.

Y así se destruye y se separa la hermandad de mujeres, en lugar de unirnos, de compartir información, de apoyarnos para crecer juntas, y quien tiene un camino recorrido puede ayudar a quienes no tiene los recursos emocionales o mil cosas, o no es su momento, por que las personas crecemos y evolucionamos, nos juzgamos de un lado y de otro, desde las “mujeres sin corazón que primero es su ambicion por el trabajo y dejan a sus hijos en guarderia” a las “ah, si las que no trabajan”, a quien beneficiamos al estar polarizadas? quien resulta ganador?

 

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

7 opiniones en “Y a quien le pique…”

  1. Bravo, bravo, excelente post. A mi tampoco me agrada eso de querer imponerse en la libertad del otro por mucho que la opción sea muy buena y me choca enormemente cuando escucho o leo que para ser una buena madre se DEBE hacer esto o lo aquello, como tu bien lo expresas juicios emitidos sin conocer las experiencias personales de cada quien. A mi parecer, apoyo e información es lo que hay que ofrecer y dejar que sean las propias madres que responsablemente tomen las decisiones que mejor les convengan.

    Saludos

  2. Estoy bastante de acuerdo contigo, Leticia. A mí me da mucho miedo la gente que se cree en posesión de la verdad absoluta y te la arroja a la cara con el agravio implícito del “eres una mala madre si no lo haces como yo digo”.

    Me parece de una ignorancia, intolerancia, irrespeto y falto de visión tremendo.

    Cada quién cría y educa a sus hijos como cree mejor, y lo que vale a unos no vale para otros. Información? sí, intercambio de opiniones? por supuesto, imposición o insultos?… por favor¡¡¡.. si no se sabe entender que hay tantos tipos de madres como clases de crianza, a lo mejor no se es tan buena madre como gritan a los cuatro vientos.

    Tremenda hueva, como dicen en México.

    Saludos y abrazos desde España.

  3. Hola, Leti!
    Que gran leción has dejado en tus líneas,
    No puedo dejar de recordar una frase de M. Gandhi: “No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.”

    Si basáramos en el respeto mutuo nuestras actuaciones el mundo sería un lugar mejor.
    Si tuviéramos la fortuna de estar bien informados, de aprender de los demás, de empezar a compartir conocimientos y experiencias, entonces podríamos ser una gran tribu en vez de miles enfrentadas.
    Aboguemos por el respeto hacia los demás, por la tolerancia hacia sus decisiones, porque como bien dices, ninguna madre hace el mal a sus crías conscientemente.
    Un beso grande

  4. Tus palabras son muy ciertas, tienes un espacio muy padre, donde se aprende mucho y creo que con esto queda claro que el aprender no nos hace mejores que nadie, si no mejores a nosotras mismas, dentro de lo mejor que podemos ser cada uno.
    A mi en lo particular me calló muy bien leerte, dicen que las cosas no te llegan por casualidad y justo en este momento me siento incompleta, “mala” mamá por no ser lo que me gustaria ser, pero me hiciste ver que soy lo mejor que puedo ser en ESTE momento y definitivamente doy lo mejor que tengo para mis hijos y me anima a seguir mejorando y buscando el modo en mi realidad para ser la mejor mamá que puedo ser para mis hijos.
    Muchas Gracias.

  5. Pues yo estaba llena de culpa hasta hace poco, mi ignorancia sobre muchas cosas me llevó a una cesárea innecesaria con mi primer bebé y al fracaso de la lactancia. Además eso también lo sentí cuando tuve que volver al trabajo. Trato, en lo que puedo de informar, porque la ignorancia tiene cura y es esa buscar lo que no sabemos.

  6. Me encantó eso de SER MI MEJOR YO… gracias.
    Y gracias a que yo también tengo una historia maternal llena de aprendizajes, ensayos y errores, evolución, madurez, información… voy cambiando y haciendo cual veleta que mueve el viento… y porque soy capaz de verlo en mi, puedo respetar el camino de las otras… mil gracias por explicarlo también.
    Un abrazo

Dejame tu opinión aquí <3