Ya no te quiero

Yanotequiero Ya no te quiero!! Que mala fuiste, así ya no me gustas! A mí no me gustan las niñas berrinchudas, te voy a cambiar por otra niña que sea obediente. Que fea eres cuando te pones así…

Creo que para muchos seres humanos un “ya no te quiero” esta es una frase lapidaria, pero para un niño pequeño implica un impacto mayor a lo que podamos imaginar. A veces olvidamos que somos todo para ellos y que no tienen a nadie mas en la vida. Nuestros hijos nos aman incondicionalmente, si venimos de buenas o de malas, si olvidamos las galletas que les gusta de desayuno o no, si tenemos dinero o no, si estamos bien o mal nuestros hijos nos aman.

Cuando pretendemos modificar un comportamiento con un “ya no te quiero” solo les estamos enseñando que el amor es condicional, que solo te aceptarán por ciertas cosas y también ellos aprenderan a hacer lo mismo “recojo mis juguetes si me das un dulce”. Esta frase además la decimos cuando estamos llenos de frustración, o la repetimos sin pensar que efecto tiene en la autoestima de nuestros hijos, los herimos y dañamos la confianza que debe haber entre nosotros.

Tomemos conciencia, si queremos enseñarles algo a nuestros hijos que sea desde la confianza, no desde el temor de perder el cariño de quien mas nos importa, un niño, mas si es pequeño toma todo de forma literal.

 Al usar un “ya no te quiero” les estamos enseñando que el cariño se usa para manipular a la gente o para obtener cosas a cambio y que puede darse o negarse según nuestros intereses.

Cuando educamos, tenemos que tomar en cuenta el cuadro completo, el plan a futuro. Que tipo de ser humano queremos educar? usar los “ya no te quiero” es una forma de lograrlo? yo creo que mas bien necesitamos trabajar en comunicación, previsión y ser conscientes también de que le pedimos a un niño según su edad o madurez, a veces esperamos comportamientos que no son realistas en niños de 2-3 años.

También te interesa   La importancia del apego

No te concentres en el niño, sino en el comportamiento, no digas “le pegaste a tu hermano, ya no te quiero, eres grosero” , en lugar de eso “Le duele si le pegas, es mejor si le dices que te molesta” .

Para buscar mas recursos visita http://criandocreando.com/berrinches/

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3