ya no tengo papá…

pues nunca lo tuve, nunca estuvo, no fue a mi boda, no conoció a mi esposo, no conoció a mi hija, nunca estuvo… y me hizo mucha falta

La única seguridad que tengo ahora es que mi hija a sus cinco años es muchísimo mas felíz que yo a esa edad, por lo menos algunos círculos se rompen…

yo acá escribe y escribe, soy de las que se refugian en una actividad para no dejarse caer, como alguien que nunca estuvo puede dolerte? pues duele…

También te interesa   Casa dei Bambini rifa un portabebé

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de “Berrinches y rabietas para mamás imperfectas” “De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica” y “Mamá y papá también son pareja” disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3