ya no tengo papá…

pues nunca lo tuve, nunca estuvo, no fue a mi boda, no conoció a mi esposo, no conoció a mi hija, nunca estuvo… y me hizo mucha falta

La única seguridad que tengo ahora es que mi hija a sus cinco años es muchísimo mas felíz que yo a esa edad, por lo menos algunos círculos se rompen…

yo acá escribe y escribe, soy de las que se refugian en una actividad para no dejarse caer, como alguien que nunca estuvo puede dolerte? pues duele…

Autor: Leticia Jiménez

Bloguera y emprendedora, mamá de 2, autora de "Berrinches y rabietas para mamás imperfectas" "De esto no se habla, testimonios de violencia obstétrica" y "Mamá y papá también son pareja" disponibles en Amazon.

Dejame tu opinión aquí <3